Pasapues > Buffon > Los tres Reinos de la Naturaleza > Tomo 1

Zoología o Reino Animal. Antropología. Origen y antigüedad del hombre en la creación. 83

débil de materia animal; sus extremidades faltan al que no se ve que razón gimas veces, sin que sea el resultado de un frotamiento por las aguas ó de otra acción química, sino defecto de una destrucción semejante á la que se observa muchas veces en los huesos humanos sacados de antiguas sepulturas y que tiene lugar naturalmente por las partes menos compactas. El mayor número de los huesos de la caverna son bastante pesados, y contienen aun mucha gelatina; pero se adhieren mucho menos á la lengua.

Es de notar que en el mayor número de las cavernas, las partes del pavimento que no se hallan recubiertas, sea por una capa de estalagmitas, sea por esta incrustación calcárea de que habla Mr. Fargeau, no encierran huesos fósiles, aun cuando se presente el mismo depósito de sedimiento. Lo que conduce á creer que estos huesos, para conservarse, tienen necesidad de esta capa protectora y esplica también á su vez que los que primeramente han sido enterrados y han quedado por consiguiente mas tiempo privados de esta capa, han sufrido mayor alteración.

Las brechas y el sedimento de las cavernas encierran, lo hemos dicho, huesos de varias especies de animales, que no solamente existen en la superficie del globo, sino que habitan los mismos paises en que vivían entonces. ¿No se encontrarán huesos pertenecientes á la especie humana? Es una cuestión que no podía menos de escitar un vivo interés, y que se ha creído varias veces hallarse resuelta, ya en un sentido, ya en otro; pero que aun hoy dia se debate. La solución definitiva no puede esperarse hasta que se descubran nuevos hechos; si bien algunos creyeron poder establecerlos fundándose en consideraciones teóricas.

«Las diferencias que se observan entre los restos orgánicos conservados en terrenos de diferentes edades nos conducen, decían, á reconocer que los animales no han aparecido todos á la vez en la superficie del globo. Los que ocupan un puesto muy bajo en la escala son los únicos cuyos despojos se encuentran en las formaciones muy antiguas. A medida que se pasa á formaciones mas recientes, se encuentran animales de un orden mas elevado; pero esta gradación no nos conduce hasta las especies cuya organización tiene grandes relaciones con la del Hombre, porque no solamente la familia de los cuadrúmanos, que ocupa el segundo lugar en la escala animal, no tiene representante en la Zoología antidiluviana, sino que parece le sucede lo mismo á la familia siguiente, la de los queiropteros.»

Luego veremos que estos dos últimos asertos han sido reconocidos inexactos; pero continuemos dejando hablar á los naturalistas que no admiten la existencia de los fósiles humanos en las formaciones antidiluvianas.

Los huesos humanos se hallan, dicen, en el número de los que se han buscado inútilmente en las cavernas, pues, fundándose en que no se encuentran en las cuevas á donde las hienas del antiguo mundo arrastraban los cadáveres de los animales para comer con sosiego, nos hallamos en el derecho de concluir que no existían hombres en el país en esta época, porque ciertamente sus despojos no se hallarían menos libres entonces que ahora de estas fieras cuyas costumbres han sido siempre las mismas.»

«Pero puede ser, añaden, que se pretenda que si no se encuentran huesos humanos en estado fósil, sea en el sedimento de las cavernas, sea en las brechas ú otras formaciones casi contemporáneas, procederá tal vez de que estos huesos serán menos capaces de resistir que los de los animales, á las causas de destrucción que tienden á la descomposición, antes de que hayan podido recubrirse de una capa conservadora. Semejante suposición no es admisible, porhaya para suponer, por ejemplo, que los huesos de los hombres sean, relativamente á sus dimensiones, mas alterables que los de los caballos sometidos á las mismas causas de destrucción. Desde luego los huesos de los animales mas pequeños, colocados en circunstancias favorables, se conservan muy bien, y asi se encuentran en estado fósil huesos de mamíferos cuya talla apenas llega á la del murciélago en terrenos de una antigüedad mayor, que lo que encierran los restos de mastodontes y dinotherios.»

«Se han citado, dicen los naturalistas cuya opinión esponemos, numerosos casos de fósiles humanos; pero la mayor parte de los hechos que se refieren no ofrecen sino grandes errores que provienen de la ignorancia de los observadores, sea en geología, sea en anatomía. En prueba podemos recordar la historia del rey Teutobochus, este gigante que se ha visto era un mastodonte, ó el famoso hombre testigo del diluvio de Schenchzer, reconocido y determinado por Cuvier como una salamandra de grandes dimensiones. En cuanto á los demás casos, es decir aquellos en que los huesos encontrados son evidentemente huesos humanos, se puede probar que muchas veces, y aun siempre, se ha engañado en la clasificación de la naturaleza de los terrenos que encierran estos restos.

Algunas veces se trataba de aluviones muy modernos, y cuya formación no remontaba sino á pocos siglos; otras veces los huesos fueron descubiertos en medio de formaciones antiguas, pero que habían sido introducidos en ellas recientemente.

«Supongamos que estos huesos hayan sido encontrados en medio de una brecha ósea: nada mas fácil de comprender que la manera cómo han podido llegar á una época reciente. Las grandes conmociones que han producido las hendeduras donde estos conglomerados se han formado, aun cuando hoy dia sean menos violentas que en los tiempos pasados, no han cesado enteramente, y los efectos que producen son aun de la misma naturaleza. Vemos casi siempre formarse á continuación de los terremotos hendeduras á veces muy anchas, donde podrán caer fragmentos de piedra, huesos de animales arrastrados por las aguas do las lluvias y aun animales enteros que se habrán avalanzado imprudentemente hacia el fondo del precipicio; sobre estos restos vendrá un sedimento, y se formará de esta manera una especie de brecha moderna. Ahora bien, si llega á suceder que una nueva abertura cruzo la dirección de otra llena de una brecha antigua, habrá un punto en que los dos conglomerados se confundan, y en este caso, por consiguiente, solo un examen muy escrupuloso de los mismos lugares podrá prcvenirnos de un engaño, é impedirnos el considerar como contemporáneos restos de animales que han vivido en épocas diferentes.

»Las cavernas pueden inducir aun con mas facilidad á error. En efecto, ellas han servido de resguardo en tiempos de invasión á familias enteras, y en los tiempos ordinarios á cuadrillas de bandidos, que se habrán visto muchas veces en la necesidad de trasportar allí sus muertos. Así, pues, podrán encontrarse en nuestros días huesos humanos en medio de los de animales antidiluvianos; pero en este caso, si se mira con atención, se conocerá que el terreno ha sido removido.

»Diráse sin duda, se han encontrado huesos humanos, esqueletos enteros íntimamente unidos á gangas de consistencia pétrea, y es evidente, que no han podido ser introducidos por arte. No, sin duda; no lo han sido; son contemporáneos déla formación de la roca, y lo que hay que decir es, que la roca misma se halla formada de ayer: es lo que se ha demostrado perfectamente por el Caso de los famosos esqueletos

Página siguiente

Antropología. Importancia y sublimidad del Hombre en la creación. Zoología o Reino Animal. Mamíferos. Buffon Historia Natural los Tres Reinos de la Naturaleza

 

Índice de páginas y de contenidos, Índice de ilustraciones.

 

Marzo trae hojas y noviembre las despoja.
Hasta el día de Navidad no es invierno de verdad.
De San Martín en adelante, no hay diablo que aguante.
Cuanto mayor es la prosperidad, tanto menos se debe confiar en ella. Séneca

 

Felix Azara | Francisco Loscos | Ignacio Jordan de Asso | Odón de Buen

Copyright 1996-2017 © All Rights Reserved Javier Mendívil Navarro, Aragón (España)

Actualiza la información que consideres obsoleta dinoslo

Aviso Legal. Esta actividad de la Asociación Cultural Aragón Interactivo y Multimedia

Esta web no usa directamente cookis para seguimiento de usuarios, pero productos de terceros como publicidad, mapas o blog si pueden hacerlo.
Si continuas aceptas el uso de cookis en esta web.