Pasapues > Buffon > Los tres Reinos de la Naturaleza > Tomo 1

Zoología o Reino Animal. Antropología. División de las Razas. Cretinismo. 106

hay decidido; y no habrá nadie que, si pudiera clasificar por orden de colares todas las caras que haya visto, formase fácilmente una serie tan gradual que, sin dar salto alguno, se pasara del negro ó moreno mas subido al blanco pálido mas puro.

Estos dos géneros de albinismo difieren también del albinismo completo en que son muchas veces producidos de una manera enteramente accidental. Es un hecho bien demostrado que la decoloración mas ó menos completa de los cabellos ó di la piel, pueden ser efecto casi instantáneo de una violenta emisión, de un susto repentino y prolongado ó de un dolor atroz. Un noble italiano condenado á muerte por Francisco de Gonzaga, duque de Milán, obtuvo su perdón al dia siguiente de la sentencia, porque sus cabellos en pocas horas se habían vuelto blancos como la nieve, fenómeno que pareció un prodigio. Asegúrase que la reina María Antonieta, metida en un calabozo inficionado, después de la muerte de Luis XVI, vio en el espacio de una noche volverse blanca su cabellera, cuya hermosura habia llamado la atención. Un joven oficial, de guarnición en el Cabo Francés, después de una noche de orgía fue acometido de un espasmo violento y doloroso. Sus miembros paralíticos y rígidos se negaban á toda especie de movimiento ó flexión. Por la mañana se vio que todos sus cabellos del lado derecho, antes de un bello color oscuro, se habían puesto blancos como la nieve. La afección nerviosa cedió pronto á la aplicación de remedios enérgicos; pero nada pudo restituir á los pelos encanecidos el color que habían perdido. Un hecho semejante sucedió á un oficial de nuestro ejército en la guerra de la Independencia.

Casi todas las causas debilitantes producen lentamente las mismos efectos, y prueba de ello es la decoloración de los cabellos en los ancianos; pero ¡cosa singular! se ha visto en una edad muy avanzada recobrar el cabello su color primitivo y en los mas prolongarse la vida mucho tiempo. Entre otros cítase un viejo del condado de Belfort (Inglaterra), quien á los 80 años, teniendo el cabello perfectamente blanco, en poco tiempo se le volvió del mas lindo y subido castaño, color que conservó hasta su muerte, acaecida en la edad de 100 años. Otro en Viena á los 100 años vio su cabeza poblarse de cabellos negros. Una inglesa de 95 años esperimentó igual fenómeno; á los 10 años encaneció de nuevo su cabellera; y á este acontecimiento, para ella tan cruel, sucedió en breve la muerte.

ALBINISMO EN LOS ANIMALES. En los animales se presentan como en el Hombre las tres variedades del albinismo, y en general con la misma frecuencia, aunque al parecer sigue en su producción leyes un poco, diferentes; de modo que rara vez se le encuentra en las especies de colores metálicos negros ó fuertemente marcados. Entre los primeros no se cita mas que un colibrí topacio; y la rareza del Mirlo blanco ha pasado á proverbio. Por el contrario, las variedades del albinismo son bastante conocidas en las especies dotadas de los colores que se pudieran llamar ordinarios; pero el albinismo completo no se presenta frecuentemente sino en las castas domesticadas: encuéntranse numerosos ejemplos en los conejos y hurones, que muchas personas llegan á tomar por normalmente blancos. El Canario amarillo de Canarias es una variedad albina de una especie naturalmente de color verde mas ó menos subido, especialmente en la hembra que se presenta sin embargo la mas blanca. También hay en muchas especies como los gamos, el Pavo real, la Pintada y la Gallina común, castas .en que el color blanco ó pajizo reemplaza de una manera constante al color primitivo: son verdaderas razas albinas, aunque muchos caracteres, con el largo transcurso de tiempo, han acabado por perderse, y en especial el que resulta de la decoloración de los ojos.

Los elefantes blancos del Pegú no son otra cosa que albinos perfectos. Sabida es la importancia que los reyes de aquella parte del Asia cifran en su posesión, hasta el punto de no ser á sus ojos el menor de sus títulos de gloria. Esos animales tienen sus palacios, vajilla de oro y servidumbre, cuyos honores deben á que, según el dogma de la Metempsicosis, el alma de los grandes y de los mas generosos soberanos ha trasmigrado á sus cuerpos.

No hace muchos años se espuso á la curiosidad de Paris un ciervo de Méjico albino completo. Todo su cuerpo era del mas perfecto blanco; sus ojos eran encarnados, y las astas no ofrecían otro color que el mas puro rosado de sus ramos venosos.

Es bien conocida de los que vana veranear á nuestro sitio real de la Granja la historia del venado blanco, que llegó á aquellas montañas corriendo toda la cordillera desde los Pirineos ó acaso de mas lejos. Cogido y encerrado en la posesión real, bien pronto demostró que era una de estas naturalezas independientes que no sufren el yugo de la esclavitud. Hizo destrozos, maltrató á varías personas, y por fin se escapó ó lo soltaron. Libre ya, pareció que quería vengarse de los ultrajes recibidos, pues no salía de aquella comarca, y se hizo el terror de los transeúntes y cazadores. Fue preciso ordenar una batida, y tuvo la dicha ó la desgracia de tropezar con él un dragón. Tan de improviso fue, que no pudo hacer otra cosa que abrazarle y luchar á brazo partido con él. Si no recordamos mal, el dragón murió, y el vencedor, dando en seguida un horrible resoplido espiró también. Era un albino como la nieve, con la particularidad de una hermosa organización.

Aun no se conocía ejemplo alguno de albinismo en los reptiles, hasta que últimamente Cocteau le ha encontrado en el orden de las ranas.
Finalmente las conchas de los moluscos presentan casos muy numerosos de decoloración.

El conjunto de estos hechos permite considerar el albinismo como una anomalía, cuya producción es de las mas generales en el reino animal, y aun podremos citar en el vejetal como una suerte de decoloración albina el ahilamiento de las plantas contraídas en su desarrollo ó privadas de la acción de la luz. Esta inducción acaba de confirmarse atendiendo á que el albinismo puede ser producido artificialmente en ciertos animales, y señaladamente en los lipcinos dorados (peces de colores dé la China) sumergiéndolos por algunas semanas en agua de pozo, hecho curioso cuya observación se debe á Isidoro Geoffroy Saint-Hilaire.

CRETINISMO.

En la parte de los Alpes llamada el Vales, en la Mauriana, en el valle de Aost, y también en algunos profundos valles cercados de altas montañas en la Suiza, Escocia y Auvernia, en los Pirineos y en el Tirol, encuéntranse ciertos individuos idiotas ó imbéciles llamados cretinos, notables por algunas deformidades de las partes exteriores. Generalmente son generosos, apáticos, glotones y lascivos; pero su aspecto es algo repugnante: viven en la inmundicia; los hay ciegos, sordos y mudos; casi todos tienen hocicos voluminosos, las carnes blandas ó flojas, la piel marchita ó arrugada, descolorida, cadaverosa, cubierta de mugre, de una capa terrosa de sarna ó herpes; sus párpados están abotagados; los ojos rojos y legañosos, saltones y desviados; su boca entreabierta deja escapar la saliva; su gorda lengua está colgante; su rostro aplastado de color violeta y como hinchado; su quijada inferior prolongada, y su frente bastante tirada atrás; su estatura rara vez llega á

Página siguiente

 

Índice de páginas y de contenidos, Índice de ilustraciones.

 

Marzo trae hojas y noviembre las despoja.
Hasta el día de Navidad no es invierno de verdad.
De San Martín en adelante, no hay diablo que aguante.
Leer sin meditar es una ocupación inútil. Confucio

 

Felix Azara | Francisco Loscos | Ignacio Jordan de Asso | Odón de Buen

Copyright 1996-2017 © All Rights Reserved Javier Mendívil Navarro, Aragón (España)

Si quieres modificar datos o ampliar la información suministrada dinoslo

Aviso Legal. Esta actividad de la Asociación Cultural Aragón Interactivo y Multimedia

Esta web no usa directamente cookis para seguimiento de usuarios, pero productos de terceros como publicidad, mapas o blog si pueden hacerlo.
Si continuas aceptas el uso de cookis en esta web.