Pasapues > Buffon > Los tres Reinos de la Naturaleza > Tomo 1

Buffon: Mamiferos. Cuadrumanos. Genero Lasiopiges. Genero Nasico. 180

saltar el color de la cola, que es blanca como la nieve, y se termina en un mechón de pelos igualmente blancos. Todos los miembros de este animal son muy delgados, y no tiene mas de cuatro dedos en las manos como el Coeta, del cual sin embargo se diferencia por gran número de caracteres, y señaladamente por las bolsas de los carrillos, y por la cola que es prehensil: por lo mismo no se le puede incluir en el número de los Sapajúes, que todos pertenecen al nuevo continente, sino en el de los Micos, que todos se hallan en el antiguo.
Habitan en los bosques de Sierra Leona y de Guinea, donde los negros les clan el nombre de rey de los Monos, á causa de la hermosura de sus colores y de su mantelete, que representa una especie de rostrillo. Los mismos negros estiman mucho su piel, con la cual se adornan y la emplean también para varios usos.

COLOBO FERRUGINOSO.
Colobns ferruginosus (Illig. Geoff.)

El Colobo ferruginoso es algo mas pequeño que el de Muceta, al cual se parece en la soltura de sus miembros y en lo largo y delgado de la cola. Su pelo es casi enteramente de color ferruginoso subido en el espinazo; muy claro en las mejillas y en la parte interior de los miembros, mientras que en la cabeza y la cola es de un negro intenso, color de que igualmente participa la piel de la cara, de las manos y de los pies. Sin embargo, no parece que estas tintas sean siempre muy constantes, pues el individuo descrito por Kuhl bajo el nombre de Colobo de Temminck tenia las manos, la cara y los pelos de la cola de un rojo purpúreo, los miembros de un rojo mas claro, y el vientre de nn amarillo rojizo, mientras que la cabeza, el cuello, el espinazo, las espaldas y la región externa de los muslos, eran negros. Este individuo medido desde la punta de la nariz hasta el orígen de la cola, tenia un pié, siete pulgadas y seis líneas de longitud, mientras que la cola, parte de la cual habia sido cortada, presentaba en su resto al rededor de un pié.
Todo inclina á creer que el Colobo ferruginoso es de la costa occidental de África; pero no se posee ningún dato sobre el particular.

GENERO LASIOPIGES
Lasyopigea (Illig.)

TIENEN la cabeza redonda y el hocico regularmente largo, los pulgares de los miembros anteriores muy cortos y delgados; las manos mas largas que los antebrazos y las piernas: las nalgas sin callosidades y rodeadas de pelos largos. Tienen buches y la cola bastante larga.

DUGO.
Lasiopygea nemceus (Illig).

Este Mono que generalmente no alcanza mas allá de tres pies y medio á cuatro, es muy notable entre todos los demás por la viveza y disposición de sus colores; tiene la espalda, brazos, vientre y costados de un gris verdoso; la parte superior de la cabeza morena con una lista de rojo-castaño; los carrillos cubiertos de pelo blanquecino muy largo; parte de la cara rojiza, los hombros negros, las piernas de un rojo-castaño muy vivo, y la cola blanquecina. Vive en la Cochinchina, y si hemos de dar crédito á los viajeros, anda tan pronto en dos pies como en cuatro: añaden también que se encuentra en su estómago bezares muy superiores en calidad á los de las Cabras y Gacelas; pero como hasta ahora nadie cree en las maravillosas virtudes que los antiguos atribuian á estas concreciones calculosas, resulta ser esto de muy poca importancia.

GENERO NASICO
Nasalis (Geoff.)

TIENEN todos los caracteres de los Micos, excepto la nariz, que es saliente y desmedidamente largo. Las orejas son pequeñas y redondas, el cuerpo rechoncho, los pulgares de las manos anteriores muy cortos, los pies anchos con recias uñas, la cola mas larga que el cuerpo, y callosidades en las nalgas.

KAHAU.
Nasico (Daub.); Simia N. (Sche.); Aasalis larvatus (Geof.); Guenon narigudo (Huff.)

El Kahau llamado así por onomatopeya ó analogía con su grito, tiene tres pies y una pulgada de alto cuando está derecho. Su cola es de dos pies y una ó dos pulgadas de longitud, delgada y de igual espesor en todos los puntos de su diámetro. El pulgar de la mano con su uña aplastada, al paso que las de los otros dedos son convexas y algo vueltas sobre si mismas caracteres que podrían muy bien servir de medio de distinción.

Las formas del Kahau son pesadas y rechonchas, y los miembros proporcionados con el cuerpo ; el vientre en vez de ser poco aparente y reentrante como en los otros semnopithecos, es muy grueso y abultado, á juzgar por el individuo conservado en las galerías del Museo de París El pelo es igualmente espeso y compacto, ya encima, ya debajo del cuerpo: generalmente es corto y áspero, y solo se alargan en las mejillas, donde forma anchas patillas que se proyectan hcia atrás, ocultando en parte las orejas, y que se terminan bajo la barbilla en una barba á contrapelo saliente. Las orejas están desnudas así como la cara, y son de un negro vivo; los ojos son medianos y la boca un poco hendida. Pero lo que da al Kahau una fisonomía extraordinaria, es la prolongación de la nariz, que le sale oblicuamente hacia adelante y hacia abajo aplastándose de un modo notable; está surcada en su parte superior por una especie de muesca longitudinal; las ventanas anchamente abiertas en su extremidad, de modo eme proporcionan á este mono un olfato superior á todos los demás mamíferos; disposición que debe hacernos sospechar que este sentido sea de primera necesidad. No se descubren cejas sobre los ojos.

El color general del pelo es un rojo ferruginoso, de tintas mucho mas vivas en el espinazo, cabeza, vientre, espaldas y brazos; las palmas de las manos y las plantas de los pies son de un negro intenso, lo mismo que la cara; los dedos de las manos y de los pies están cubiertos de vello hasta la raiz de las uñas; los pelos de la cola son cortos, fuertes de color rojo, y no forman copete en su extremo.
La frente arqueada de este Mono y la gran capacidad de su cerebro indican que su inteligencia debe ser superior á la de los Semnopithecos; hecho orgánico que se halla apoyado en la opinión de los mismos indios, que conceden una alta inteligencia á los Kahaus, á quienes suponen hombres feroces refugiados en los bosques para no pagar contribuciones en las ciudades. Enviados á Francia por Tippo-Saib esperimentaron la mayor satisfacción á la vista de un individuo conservado en las galerías del Museo, y esta anécdota recuerda á los hombres distantes de sús hogares la dicha que sentía Poutaveri el O-taitauo,

Página siguiente

 

Índice de páginas de Mamíferos.

 

Marzo trae hojas y noviembre las despoja.
Hasta el día de Navidad no es invierno de verdad.
De San Martín en adelante, no hay diablo que aguante.
Leer sin meditar es una ocupación inútil. Confucio

 

Felix Azara | Francisco Loscos | Ignacio Jordan de Asso | Odón de Buen

Copyright 1996-2017 © All Rights Reserved Javier Mendívil Navarro, Aragón (España)

Para consultar, aclaraciones o corregir errores por favor informanos

Aviso Legal. Esta actividad de la Asociación Cultural Aragón Interactivo y Multimedia

Esta web no usa directamente cookis para seguimiento de usuarios, pero productos de terceros como publicidad, mapas o blog si pueden hacerlo.
Si continuas aceptas el uso de cookis en esta web.