Pasapues > Buffon > Los tres Reinos de la Naturaleza > Tomo 1

Buffon: Mamiferos. Cuadrumanos. Familia de los Vistitis. 211

SAKI CON CHALECO.
Pithecia sagidata (Less.); Simia sagula (Steaz.)

Es notable por la longitud de su cola negra, muy densa y en forma de mazo. Su cuerpo es negro superiormente, con los pelos del dorso de color de ocre y la barba negra. Es muy común en los alrededores de Demerary, en la Guyana holandesa.

FAMILIA DE LOS VISTITIS.

ENTRE todos los Monos los Vistitis son los cuadrumanos que mas visiblemente se acercan á los mamíferos del orden de los Roedores por los caracteres fundamentales del sistema oseos de su boca. ¡Qué diferencias en efecto entre los Orangs y los Gibones, tan notables por sus largos brazos, los Semnopitecos, los Babuinos y los Cinocéfalos de hocico plano, los Sapajúes de cola prehensil y los Vistitis de cuerpo delgado, cabeza redonda y larga cola velluda! Solo con los Sagüinos tienen conexión, y entre ellos han sido clasificados por espacio de mucho tiempo; pero no podemos menos de reconocer la exactitud de las ideas de Mr. Geoffroy Saint-Hilaire, que es el primero que ha aislado esta pequeña familia bajo el nombre de Arctopitecos ó Monos, cuyas uñas son análogas á las del Oso.

Los Vistitis se alejan, pues, de los demás cuadrumanos no solo por la pequeñez de su talla, la armonía esbelta y graciosa de las formas, la viveza de los colores de su pelo en general, sino también por los mas fundamentales caracteres de su organización.

Así es como los Vistitis, en oposición á todo lo que sucede en los otros cuadrumanos, tienen sus dientes incisivos inclinados y oblicuos, sus uñas comprimidas, corvas, ganchosas, imitando verdaderas garras: sus dientes en número de treinta y dos, al paso que todos los otros Monos americanos tienen treinta y seis; cuatro son incisivos, dos caninos y diez molares en cada mandíbula. Los incisivos de arriba muy echados hacia adelante y muy anchos, son convexos en su cara anterior, cóncavos en la posterior, y un poco escotados en su lado externo: los de abajo son mas estrechos que los precedentes, pero mas prolongados; los molares anteriores tienen sobre su corona una punta aguda que se eleva hacia el borde externo y un talón sobre el lado interno; los mas interiores tienen su superficie erizada, el del maxilar superior de un tubérculo interno y dos externos, y el de la fila inferior, de dos internos y de otros tantos en el reborde exterior.

Tales son los caracteres zoológicos mas constantes para reunir los Vistitis en un grupo que no se puede asimilar á ningún otro. El examen de los diversos sistemas orgánicos, suministra también datos precisos para trazar su historia; así que, el pulgar de la mano es poco flexible y se halla casi pegado al carpo, sin gozar por consecuencia de los movimientos de oposición tan completos y tan extendidos entre todos los otros Monos, facultad que les ha valido el nombre de cuadrumanos: este pulgar en vez de tener una uña aplastada tiene una verdadera garra prolongada y robusta. Esta anomalía no se observa en el pulgar de la extremidad posterior, que es ligeramente flexible, y revestido de una uña aplastada al modo de los pulgares de todos los Monos. Los miembros posteriores son mas prolongados que los anteriores y manifiestan las funciones que tienen que desempeñar, esto es, lanzarse de rama en rama por medio del salto y trepar en los espesos bosques que habitan; su cola es larga, abundantemente provista de pelos en toda su superficie, y no puede enroscarse, ó no es prehensil como la de los Sapajúes; sus orejas son grandes, delgadas, cartilaginosas y casi desnudas, y las ventanas de la nariz están abiertas á los lados de la misma á bastante distancia una de otra.

Los Vistitis están cubiertos de una espesa borra, menos compacta por debajo del cuerpo y en la parte interior de los miembros, compuesta de pelos suaves, sedosos y muy blandos; los mas graciosos matices les tiñen ordinariamente y les dan un aspecto como de un bello raso: á la manera de todos los Monos americanos los Vistitis no tienen buches ni callosidades isquiaticas. Su ángulo facial es siempre muy abierto de cerca de sesenta grados, y la piel de su rostro no está erizada de pelos.

De esta organización general resultan naturalmente para los Vistitis costumbres diversas de las de los otros Monos: su pequeño talle, cuyas proporciones son esbeltas, su cola que acostumbraná llevar recogida sobre la espalda, sus uñas aceradas, hacen que sean animales destinados á vivir en las selvas al modo de las Ardillas, con las cuales tienen mas de un punto de analogía, ya en las formas, ya en las costumbres. Su inteligencia es poco completa, á pesar de que su ángulo facial hace suponer cierta amplitud en la bóveda del cráneo, y por consecuencia en el cerebro. Este perfil, casi vertical, se debe á una prolongación del rostro que no contribuye nada al desarrollo de los hemisferios cerebrales, menos voluminosos que el cerebelo, lo que debe subordinar la inteligencia á la facultad generadora, cuya preeminencia no es dudosa. Su ancha oreja debe recoger con la mayor delicadeza los sonidos esparcidos en el aire, y este sentido debe gozar entre estos pequeños seres de una perspicacia poco común. Lo mismo decimos del olfato puesto en comunicación con la atmósfera por dos aberturas prolongadas. Solo su tacto es casi nulo, ó al menos muy incompleto, porque los dedos son poco flexibles, y el pulgar está como fijo en el carpo; pero esta imperfección está en cierto modo suplida por uñas agudas y corvas destinadas á agarrarse en las cortezas y en las ramas, debiendo suplir por su destreza material, á la delicadeza intelectual y al tacto de los otros Monos.

Con todo, su cerebro es bastante regular para que sus actos lleven comunmente el sello de cierta prudencia, y del conocimiento hasta cierto grado de los cuerpos útiles ó dañosos que los rodean, sin que por esto pueda concedérseles una notable inteligencia. En su estado salvaje sus movimientos son rápidos, llenos de gracia y de gallardía: el ímpetu de sus modales, la inconstancia de su modo de andar; los caprichos del momento que tienen tanta influencia sobre su atención siempre rápida y variable, y la hermosura de su pelo en general, hacen de ellos unos seres amables, que se trataría de conservar en cautividad si pudiesen vivir en nuestros climas: no es

Página siguiente

 

Índice de páginas de Mamíferos.

 

El tiempo todo lo cura, menos vejez y locura.
Un testigo que vió, vale por dos; y si vió y oyó, por ciento dos.
En septiembre cosecha, y no siembres.
La ley no es otra cosa que la conveniencia del mas fuerte. platón.

 

Felix Azara | Francisco Loscos | Ignacio Jordan de Asso | Odón de Buen

Copyright 1996-2017 © All Rights Reserved Javier Mendívil Navarro, Aragón (España)

Actualiza la información que consideres obsoleta dinoslo

Aviso Legal. Esta actividad de la Asociación Cultural Aragón Interactivo y Multimedia

Esta web no usa directamente cookis para seguimiento de usuarios, pero productos de terceros como publicidad, mapas o blog si pueden hacerlo.
Si continuas aceptas el uso de cookis en esta web.