Pasapues > Buffon > Los tres Reinos de la Naturaleza > Tomo 1

Buffon: Mamiferos. Cuadrumanos. Familia de los Vistitis. 212

esto decir que muchas especies no hayan arrostrado los inviernos de Europa; pero estos ejemplos son poco numerosos, y aun pueden mirarse como escepciones individuales.

Algunos Vistitis cautivos observados por los naturalistas, manifestaban la mayor aversión á los gatos y á las avispas, que les recordaban dos temibles enemigos desús climas: los primeros no difieren en efecto por sus formas de muchos gatos carnívoros del Nuevo-Mundo, y las segundas se aproximan mucho á las avispas encarnadas, tan peligrosas en el Brasil y en la Guyana. Estos Vistitis reconocían también las figuras iluminadas que se ponían á su vista, y cuando descubrían en las láminas grillos ó langostas, que apetecen mucho, trataban de apoderarse de ellos.

Algunos Vistitis buscan los insectos tales como langostas, abejorros, etc., las manzanas cocidas y el azúcar; los huevos que cascan con destreza, al paso que rehusan almendras y frutas acidas y carnes crudas; sin embargo, si se coloca en su jaula un pajarillo vivo, se lanzan sobre él para matarle y sorben sus sesos después de haber quebrantado el cráneo. Tales costumbres prueban que estos Monos de dientes erizados de tubérculos, tienen instintos crueles. He aquí como los describe M. F. Cuvier: «Los Vistitis adultos jamás han mostrado mucha inteligencia; sumamente desconfiados, estaban bastante atentos a lo que pasaba alrededor de ellos; y se hubiera podido suponerles alguna penetración, á juzgar solo por sus grandes ojos siempre en movimiento, y espresivas miradas. Sin embargo, distinguían poco las personas, desconfiaban de todas y amenazaban indistintamente con sus mordiscos á los que les llevaban de comer, y á las que veian por la primera vez: poco susceptibles de afecto, muchas veces se encolerizaban, los irritaba la menor contrariedad, y cuando el temor se apoderaba de ellos, huian á ocultarse dando un grito pequeño, pero penetrante; otras veces sin motivos ostensibles daban un silbo agudo, que prolongaban singularmente en el mismo tono. Tenian necesidad de deponer muchas veces la orina gota á gota, y lo hacían siempre en el mismo lugar y poniéndose en cuclillas.

Habitan los Vistitis esclusivamente en las regiones cálidas del Nuevo Mundo, y con particularidad en las selvas del Brasil y de la Guyana.

GÉNERO VISTITI,
Jacchus (Geoff.)

TIENEN los incisivos superiores intermedios mas anchos que los laterales; estos últimos, aislados en cada lado; los incisivos inferiores prolongados, estrechos y verticales; los laterales mas largos; los caninos, medianos y cónicos; los inferiores muy pequeños: su número es de treinta y dos, según J. Cuvier.

TITÍ Ó VISTIT1 VULGAR.
Jacchus vulgaris (Geoff.); Simia jacchus (Lin.); Caqui minor (Marcg.)

El Tití es la especie desde mas tiempo hace conocida en el género, y Edwards habia dado de ella una figura bastante exacta en sus Glanuros bajo el nombre de Sanglis ó de Saüi menor. Este pequeño Mono, gracioso y proporcionado en sus formas, tiene el cuerpo como de ocho pulgadas de longitud, mientras que la cola es de once á doce: su rostro es muy aplastado, completamente desnudo, así como las orejas y las manos que son de color de carne; su pelo en general es ceniciento tirando á pardo en la cabeza ven el cuello con diez ú once zonas alternativamente pardas y cenicientas en la espalda y los ríñones; la cola misma presenta de quince á diez y ocho de estas zonas de igual anchura, que la cortan en círculos que producen el efecto mas agradable: estas rayas proceden de que los pelos todos bastante prolongados, tienen su origen negro, el centro amarillo, con un círculo negro encima, y la punta blanca: algunas veces se ve también la cola anillada de negro y blanco de un modo regular: las partes inferiores del cuerpo y las de los estremos posteriores son pardas salpicadas de blanco: una mancha de un blanco puro ocupa el medio de la frente entre los ojos, las orejas están cubiertas de pelos largos y notantes de un blanco de nieve salpicado de parduzco.

Se conoce una variedad cuyo pelo en general es rojo.
Los Vistitis, que solo son de algunos meses, difieren de sus padres y sus madres, porquetas rayas de las partes superiores del cuerpo apenas son aparentes, y la cabeza es de color pardo. El colodrillo y el cuello en su nacimiento son de un negro intenso, aun en el sitio donde mas tarde debe manifestarse una mancha blanca; el cuerpo y los miembros son entonces de un gris rosado. Los Vistitis macho y hembra, tienen los órganos de la generación desnudos en todo su ámbito y erizados de pequeños tubérculos que parecen unidos á un aparato glandular, cuyo objeto es desconocido.

Mr. Federico Cuvier es el único autor que ha tenido ocasión de observar la preñez de estos Monos, y vamos á referir lo que dice sobre este particular: «Habiendo sido reunidos dos de estos animales, todavía no bien domesticados, hacia fines de diciembre de 189, no tardaron en juntarse. La hembra concibió, y en el dia 2 de abril de 1820 parió tres hijuelos, un macho y dos hembras en buena salud; pero no ha sido posible fijar la duración del estado de preñez, porque estos animales se juntan casi hasta el momento del nacimiento de sus hijos: estos al venir al mundo tenian los ojos abiertos y estaban revestidos de un pelo gris-oscuro muy raro, que apenas era perceptible en la cola: se asieron al instante á su madre, ocultándose entre sus pelos; pero antes que mamasen, la madre se comió la cabeza de uno de ellos; sin embargo, los otros cogieron las tetas, y desde aquel momento cuidó de ellos, y poco después hizo lo mismo el padre. Yo he podido observar en estos animales todo lo que dice Edwards de una pareja de la misma especie que crió en Portugal. Cuando la hembra estaba fatigada de llevar sus hijuelos, se acercaba al macho, lanzaba un pequeño grito lastimero, y al instante los cogía aquel con sus manos, los colocaba bajo su vientre ó sobre su espalda, donde ellos se sostenían por sí solos, y los llevaba de este modo por todas partes, hasta que la necesidad de mamar los inquietaba: entonces se los devolvía á la madre, que no tardaba en desembarazarse de ellos de nuevo. En general el padre era entre los dos el que tenia mas cuidado: la madre no mostraba hácia ellos aquel vivo afecto, aquella tierna solicitud que la mayor parte de las hembras tienen a sus hijuelos; de modo que el segundo murió al cabo de un mes, y el tercero no prolongó su vida sino hasta mediados de junio. Habiendo entrado nuevamente la madre en zelo á principios de este mes, se la retiró la leche.»
El Tití tiene costumbres irritables y coléricas, análogas á las de otros individuos de su familia: es común en la Guyana y en el Brasil.

MELANÜRO.
Jacchus melanurus (Geoff.,-Desm.)

Es del tamaño del Vistiti vulgar, y según lo indica su nombre; tiene la cola de color pardo negro uniforme

Página siguiente

 

Índice de páginas de Mamíferos.

 

Agua por San Juan, quita vino y no da pan.
Nadie suspira de alegría, sino de pesar y melancolía.
Agua de san Juan, quita vino y no da pan..
Nada nos pertenece en propiedad más que nuestros propios sueños. Nietzche

 

Felix Azara | Francisco Loscos | Ignacio Jordan de Asso | Odón de Buen

Copyright 1996-2017 © All Rights Reserved Javier Mendívil Navarro, Aragón (España)

Si crees que falta algo, o está confundido informanos

Aviso Legal. Esta actividad de la Asociación Cultural Aragón Interactivo y Multimedia

Esta web no usa directamente cookis para seguimiento de usuarios, pero productos de terceros como publicidad, mapas o blog si pueden hacerlo.
Si continuas aceptas el uso de cookis en esta web.