Pasapues > Buffon > Los tres Reinos de la Naturaleza > Tomo

Mamiferos. Carniceros. Tercer Suborden: Carnívoros. Familia Plantígrados. Género Glotón. 277


La estructura de las piernas del Glotón no es á propósito para correr, y ni aun le permite andar sino á paso lento; pero suple con la astucia lo que le falta de ligereza. Espera á los animales al paso; sube á los árboles para arrojarse á ellos desde allí y cogerlos con ventaja; se tira sobre los Alces y los Renos; hace presa en ellos, y se ase tan fuertemente con las garras y los dientes, que no es posible desasirle; estos pobres animales sintiéndose acometidos, aceleran su carrera, se estregan contra los árboles y hacen los mayores esfuerzos para librarse; pero todo es en vano; el enemigo asido al cuello ó al lomo, continua chupando la sangre, ensanchando la herida y devorándolos poco á poco con igual, encarnizamiento y voracidad, hasta que los mata. Es increíble, dicen, el tiempo que este animal puede continuar comiendo, y la cantidad de carne que puede devorar de una vez.

Lo que cuentan los viajeros del Glotón quizá es exagerado, pero aun rebajando mucho de sus relaciones, queda todavía lo suficiente para convencerse de que es mucho mas voraz que ninguno de nuestros animales de presa; por lo que se le ha llamado el Buitre de los cuadrúpedos. Como es mas insaciable y mas asolador que el Lobo, destruiría todos los demás animales, si tuviese igual agilidad; pero está reducido á arrastrarse torpemente, y el único animal que puede coger á la carrera es el Castor, al cual alcanza sin dificultad, y asalta á veces sus cabañas para devorarle con sus hijuelos, cuando no puede tirarse al agua con tiempo, porque el Castor le escede en nadar, y el Glotón que ve escaparse su presa, se tira á los peces; y cuando le falta todo género de carne viva, busca los cadáveres, los desentierra, los despedaza y devora hasta los huesos.

Aunque este animal tiene sagacidad y se vale de ardides ingeniosos para apresar otros animales, parece que no tiene habilidad para procurar su conservación, ni aun el instinto común para ponerse en salvo, pues viene hacia el Hombre, ó deja que este se le acerque, sin muestra de temor; pero esta indiferencia que parece anunciar estupidez, procede quizá de otra causa muy distinta. Lo cierto es que el Glotón no es estúpido, puesto que halla los medios de satisfacer su apetito, siempre urgente, y mas que inmoderado, y que no le falta valor, pues acomete indiferentemente á todos los animales que encuentra, y á la vista del Hombre no huye ni da ningún indicio de temor; y por consiguiente, si le falta cautela para resguardarse, esto no debe atribuirse á indiferencia por su conservación, sino a un hábito de seguridad. Como habita un país casi desierto donde rara vez encuentra hombres y no conoce otros enemigos temibles, pues siempre que ha medido sus fuerzas con los animales se ha visto superior, de aquí nace que anda sin desconfianza, y no tiene el origen del temor que supone alguna prueba desgraciada y alguna esperiencia de su debilidad. Esto se ve en el ejemplo del León; que no huye del Hombre á menos que haya experimentado la fuerza de sus armas; y lo mismo sucede al Glotón, que arrastrando sobre la nieve, en su clima desierto, no deja de andar con toda seguridad y reinar allí, como León, no tanto por su fuerza como por la debilidad de los animales entre quienes vive.

El Isatis, menos fuerte, pero mucho mas ligero que el Glotón, le sirve, según dicen, de proveedor: le sigue en la caza, y frecuentemente le roba su presa antes que la haya probado, ó á lo menos parte con él, porque al punto que llega el Glotón, el Isatis, por no ser devorado él mismo, abandona lo que le resta que comer. Estos dos animales escavan igualmente sus madrigueras; pero en los demás hábitos son muy diferentes: el Isatis anda regularmente en reuniones, el Glotón camina solo ó alguna vez con su hembra: ordinariamente se les encuentra juntos en su madriguera. Los Perros, aun los mas animosos, temen acercarse y pelear con el Glotón, porque se defiende con las garras y con los dientes, y les hace heridas mortales; pero como no puede escaparse huyendo, los hombres acaban con él.

La carne del Glotón, como la de todos los animales voraces, es muy mala de comer, solo se le busca por la piel, que es un forro muy bueno y magnífico, al cual solo se prefiere el de la Zibelina y el de la Zorra negra, y se pretende que cuando la piel está bien preparada y escogida, tiene mas lustre que otra ninguna, pues sobre un fondo de hermoso negro refleja la luz, y brilla como, el damasco.
Los Glotones son bastante comunes en Laponia: su piel es en extremo negra, y su pelo refleja cierto brillo como el raso. Algunos la comparan á la piel de las Martas Zibelinas, de las que difiere sin embargo en que estas tienen el pelo mas suave y delicado. Este animal no solo vive en tierra sino también debajo del agua, como la Nutria: pero el Glotón es mucho mayor y mas voraz que la Nutria; persigue no solo á los animales salvajes, sino también á los domésticos y aun á los Peces.

Un Glotón que se remitió vivo de los parajes mas septentrionales de Rusia, y sin embargo vivió en París mas de 18 meses, era tan manso que no se veia en él ningún indicio de ferocidad, ni hacia daño á nadie: su voracidad ha sido exagerada igualmente que su crueldad: es cierto que comia mucho, pero no importunaba demasiado, ni con frecuencia, cuando se le privaba de alimento. Su longitud, desde la extremidad de la nariz hasta el origen de la cola, es de dos pies, seis pulgadas y cuatro líneas: el hocico es negro hasta las cejas, y los ojos negros y pequeños. Desde las cejas hasta las orejas, su pelo es blanco mezclado de pardo; las orejas muy pequeñas, esto es, de una pulgada y dos líneas de largo, y con pelo muy corto, debajo de la mandíbula inferior tenia manchas blancas, como también entre las piernas anteriores las cuales eran de un pié y diez líneas de alto desde la extremidad de las uñas hasta el cuerpo, y de un pié y dos pulgadas las posteriores; y la longitud de la cola de nueve pulgadas y cuatro líneas, inclusas cuatro pulgadas de pelo en su extremidad. Las cuatro piernas, la cola y el lomo eran negros, como también el vientre: en él ombligo tenia una mancha blanca: las partes de la generación rojas, y el pelo, desde lo alto de las espaldillas hasta el origen de la cola, de color rojizo amarillento: el pelo interior ó vello no era tan espeso en estas partes como en el lomo: los pies anteriores, desde el talón tenían de longitud cuatro pulgadas y cuatro líneas y media, y en ellos habia cinco uñas muy arqueadas y separadas, siendo la del medio de una pulgada y nueve lineas de largo: en los mismos pies y debajo del orígen de las uñas había cinco callos, los cuatro juntos, formando debajo del pié un semicírculo, y el restante en el talón: en los pies posteriores tenia también cinco uñas y nueve callos, pero sin talón: el ancho del pié delantero era de dos pulgadas y once líneas: la longitud de los pies traseros de cinco pulgadas y seis líneas y media; y el ancho de estos mismos pies de tres pulgadas y dos líneas y media. Tenia en la mandíbula superior seis dientes incisivos, contando en este número un cliente á cada lado, mayor que los restantes, y otros dos de mas de ocho líneas de largo, algo encorvados, cinco muelas, inclusa una muy gruesa á cada lado ele las mandíbulas, dos dientes grandes algo encorvados, y seis pequeños que apenas salen de la encía, y unos pelos de mas de dos pulgadas de largo al rededor de la boca y mas arriba de las cejas. (BUFFON).

Página siguiente

 

Índice de páginas de Mamiferos.

 

Marzo varía siete veces en el día.
Tiempo presente, al mentarlo ya es ausente.
No fuera malo dar un beso, si quedara en eso.
El Gran Arquitecto del Universo hizo al hombre con dos orejas y una boca; para que escuche el doble de lo que habla.

 

Felix Azara | Francisco Loscos | Ignacio Jordan de Asso | Odón de Buen

Copyright 1996-2017 © All Rights Reserved Javier Mendívil Navarro, Aragón (España)

Si quieres modificar datos o ampliar la información suministrada comunicasnoslo

Aviso Legal. Esta actividad de la Asociación Cultural Aragón Interactivo y Multimedia

Esta web no usa directamente cookis para seguimiento de usuarios, pero productos de terceros como publicidad, mapas o blog si pueden hacerlo.
Si continuas aceptas el uso de cookis en esta web.