Pasapues > Buffon > Los tres Reinos de la Naturaleza > Tomo

Mamiferos. Carniceros. Tercer Suborden: Carnívoros. Familia Digitígrados. Tribu Martas. Género Veso. 282


interior de las orejas y el vientre blancos. Habita en Nueva Granada, y se come los pajaritos.

CUJA.
Mustela cuja (Molina.)

Es del tamaño del Hurón: su pelo es muy suave, espeso y enteramente negro; la cola es tan larga como el cuerpo y poblada , el hocico termina como el del Cerdo. Habita en Chile, y se alimenta de pájaros y de Mamíferos pequeños.

QUIQUÍ.
Mustela quiqui (Molina.)

Se parece á la Comadreja; es de color castaño; la cabeza es complanada, el hocico termina como en el Cerdo, y presenta una mancha blanca encima de la nariz;, tiene las Orejas cortas y redondas. Encuéntrase en Chile, donde vive en madrigueras y se alimenta de animamos. Por lo demás, parece muy dudoso que tanto esta especie como la antecedente, pertenezca al género de las Martas. Cuando sean mejor conocidas, sin duda deberá designárseles otro lugar, ó probablemente formarán un género aparte.

WEJACK.
Mustela pennanti (Erx.)

Tiene esta Marta el hocico puntiagudo, la nariz de color castaño, las orejas anchas, cortas y redondeadas. El color del pecho es castaño con algunos pelos blancos, el vientre y muslos de un castaño negruzco, los pies anchos y cubiertos de pelo y las uñas blancas: la cabeza amarillenta que tira á castaño, la cola negra, lustrosa y sumamente delgada en la punta. Vive en Pensilvania á orillas del gran lago de los Es-clavos.

GÉNERO VESO.
Putorius (Cuv.)

SON muy parecidos á las Martas aunque solo tienen cuatro falsas muelas en la mandíbula superior y seis en la inferior, sin tubérculo alguno interno en él carnicero inferior. La cabeza es algo mas prolongada que en el del género precedente, y todos despide un olor desagradable.

VESO COMÚN.
Putorius vulqaris—Mustela putorius (Lin.); Putois (Buff.); Putois comun (J. Cuvier).

Tiene poco mas de un pié de longitud, sin contar la cola, que tiene unas seis pulgadas. Es de color castaño negruzco, bastante subido en los miembros, mas claro y con un tinte leonado en los costados. Tiene el extremo del hocico y de las orejas blanco, lo mismo que una mancha que tiene detrás de los ojos; sus pelos interiores sen lanosos y blanquecinos Encuéntrase á veces en Lorena una variedad blanquizca ó amarillenta.
El Veso vive en los climas templados de Europa, y es bastante común en todas partes: su nombre (putorius) procede del olor infecto que despide, en especial cuando le irritan, en cuyo caso es tan fuerte y repugnante, que aleja hasta los Perros. Sus hábitos son tan semejantes á los de la Fuina, que los labradores suelen confundirle con ella al menos en sus estragos. Habita en el campo durante la primavera; pero tan pronto como se despierta el frio y empiezan los árboles á perder sus hojas, busca un asiló en los edificios ruinosos, en las granjas ó en los graneros. Duerme durante el dia, y no sale hasta el anochecer en busca de Ratones, Insectos y otros animalillos á quienes puede atacar impunemente. Participa en el mismo grado de la crueldad y osadía de las Martas, pero es mas astuto y desconfiado, y rara vez cae en los lazos que se le tienden. Penetra en los corrales, según dice Buffon, sube á los palomares, y sin meter tanto ruido como la Fuina, hace mayores estragos, quebranta ó corta la cabeza á todas las aves, y en seguida se las va llevando una tras otra para formar su almacén de provisiones. Cuando no puede sacarlas enteras, lo que le sucede á menudo por ser demasiado estrecha la abertura por donde penetró, se come los sesos y se lleva lo restante de la cabeza: Es también muy aficionado á la miel, y en el invierno embiste á las colmenas obligando á las Abejas á que las abandonen. Entra en zelo por la primavera, y los machos se baten por los tejados disputándose la hembra. Después la abandonan y se van á pasar el verano en los campos y en los bosques. La hembra permanece en el granero hasta que ha dado á luz su cria, que no saca hasta mediados ó fines del verano. Pare tres, cuatro y hasta cinco hijuelos, pero la lactancia dura muy poco, pues les acostumbra luego á chupar sangre y comer huevos.
Mientras habita en el campo, fija el Veso su domicilio en el hueco de un árbol ó en alguna roca, sino encuentra por aquellos alrededores una gazapera, en cuyo caso echa á sus habitantes ó los mata, y se establece en ella con toda comodidad. En medio de tan felices circunstancias diariamente halla medio de satisfacer su sed de sangre y de matanza, porque gracias á su cuerpo sutil penetra por todas las madrigueras y destruye cuanto encuentra, en términos que basta una sola familia de Vesos para despojar en una estación el mas abundante conejar. Si no halla Conejos en las cercanías, recurre al campo inmediato en busca de nidos de Perdices, Alondras, Codornices, etc.; y es raro que no sorprenda á la hembra empollando. Resulta de aquí que los cazadores, cuyas esperanzas destruye el Veso, le hacen una guerra de exterminio. Aunque muy silvestre, tiene el instinto harto perspicaz, y hace presumir que no fuera dificil domesticarlo y emplearle en la caza de Conejos, sino se tuviese el

HURÓN.
Putorius furo (Lin.)

Algunos autores han dudado, si el Hurón y el Hediondo ó Veso eran animales de especies diferentes. Esta duda ha dimanado quizá de haber Hurones parecidos al Veso en el color del pelo, pero el Veso, natural de los paises templados es animal silvestre como la Fuina; y el Hurón, originario de los climas calientes, no puede subsistir en Francia, sino como animal doméstico. No se usa del Veso, como hemos dicho, sino del Hurón para cazar los Conejos, porque se domestica mas fácilmente, pues por lo demás, tiene un hedor muy fuerte y desagradable como el Veso; pero lo que prueba aun mejor que son dos animales diferentes, es que no se mezclan unos con otros: además se distinguen mucho en gran número de caracteres esenciales. El Hurón tiene el cuerpo mas prolongado y mas delgado; la cabeza mas angosta, el hocico mas afilado, y no tiene el mismo instinto para procurarse la subsistencia: es preciso cuidar de él y alimentarlo en casa, por lo menos en estos climas: no se establece en los campos ni en los bosques, y los que se pierden en las madrigueras de Conejos, y que no se vuelven á coger, nunca se han multiplicado en los campos ni en los bosques, y es probable que perezcan en el invierno: el Hurón varía también en el color del pelo como los demás animales

Página siguiente

 

Índice de páginas de Mamiferos.

 

Marzo varía siete veces en el día.
Tiempo presente, al mentarlo ya es ausente.
No fuera malo dar un beso, si quedara en eso.
El banquero es un señor que nos presta el paraguas cuando hace sol y nos lo exige cuando empieza a llover. Mark Twain

 

Felix Azara | Francisco Loscos | Ignacio Jordan de Asso | Odón de Buen

Copyright 1996-2017 © All Rights Reserved Javier Mendívil Navarro, Aragón (España)

Si crees que falta algo, o está confundido dinoslo

Aviso Legal. Esta actividad de la Asociación Cultural Aragón Interactivo y Multimedia

Esta web no usa directamente cookis para seguimiento de usuarios, pero productos de terceros como publicidad, mapas o blog si pueden hacerlo.
Si continuas aceptas el uso de cookis en esta web.