Pasapues > Buffon > Los tres Reinos de la Naturaleza > Tomo

Mamiferos. Carniceros. Tercer Suborden: Carnívoros. Familia Digitígrados. Tribu Hienas. Género Hiena. 328


al descuido y al error. El Chacal se halla casi en el mismo país, y se acerca en la figura al Lobo, como también la Hiena: se alimenta como ella, de cadáveres, y escava, las sepulturas para sacar los cuerpos; lo cual ha bastado para tomar al uno por el otro. El Glotón tiene la misma voracidad, la misma ansia por la carne corrompida, el mismo instinto de desenterrar los cadáveres; y aunque de clima muy diferente del de la Hiena, y de figura también muy diversa, solo esta conformidad de instinto ha sido suficiente para que los autores los hayan confundido. El Gato de Algalia se halla también en el mismo país que la Hiena, y tiene, como esta, pelos largos en el lomo, y una abertura y hendidura particular: caracteres singulares que sólo pertenecen á ciertos animales, y que hicieron creer á Bellon que el Gato de Algalia era la Hiena de los antiguos. Con el fin, pues, de precaver para siempre esta confusión de nombres, vamos á dar en pocas palabras el resumen de las investigaciones que existen con respecto á estos animales.

Aristóteles da dos nombres á la Hiena: comunmente la llama Hioena, y algunas veces Glanus. Para asegurarse de que estos dos nombres designan un mismo animal, basta comparar los pasajes en que se trata de él. Los antiguos latinos conservaron el nombre de Hyoena, y no adoptaron el de Glanus: en los latinos modernos solamente se halla la palabra Ganus, ó Gannus y Belbus, para significar la Hiena. Según Rasis, los árabes llamaron á la Hiena Kabo ó Zabo, nombres que parecen derivados de la palabra zeeb. que en su idioma significa Lobo. En Berbería, la Hiena se llama Dubbah, como se puede ver en la corta descripción que el doctor Shavv nos ha dado de este animal. En los reinos de Túnez y de Argel el Dubbah es del tamaño del Lobo. Es tan grande la rigidez, de su cuello que cuando quiere mirar hacia atrás, ó solamente á un lado; se ve precisado á volver todo el cuerpo, como el Cerdo, el Tejón y el Cocodrilo; su color es de un moreno escuro que tira á rojo, con algunas rayas de un moreno aun mas oscuro: el pelo de la parte posterior del cuello es casi de un palmo, pero menos áspero que las cerdas del Cerdo: tiene los pies grandes y bien armados, y se sirve de ellos para escavar la tierra y sacar de ella los renuevos de la palma y otras raíces, y á veces cuerpos muertos. Después del León y la Pantera, él Dubbah es el mas feroz y el mas cruel de todos los anímales de Berbería. Como en esta fiera concurren los caracteres de estar provista de una melena prolongada, de costarle trabajo volver la cabeza, y de escavar los sepulcros, parece muy probable que sea la Hiena de los antiguos. En Turquía, según Nieremberg, la Hiena se llama Zirtlam, y en Persia Kaftaar, según Koempfer, y Castar, según Pedro de la Valle. Estos son los solos nombres que se deben aplicar á la Hiena, por ser les únicos que pueden darla á conocer claramente. Sin embargo, parece muy verosímil, aunque menos evidente que el Lycaon, y la Crocuta de la India y de Etiopía, de que hablan los antiguos, no son otra cosa que la Hiena. Porfirio dice espresamente que la Crocuta de la India es la Hiena de los griegos; y en efecto, todo lo que estos han escrito, y aun todo lo que han dicho de fabuloso del Lycaon y la Crocuta, conviene á la Hiena, sobre la cual han esparcido también mas fabulas que hechos. Pero nosotros concluiremos aquí nuestras conjeturas sobre este particular, por no apartarnos demasiado de nuestro objeto presente.

El Panther de los griegos, Lupus canarias de Gaza, el Lupus armenius de los latinos modernos y de los árabes nos parece son un mismo animal, que es el Chacal, al cual los turcos llaman Cical, según Pollux, y Thacal, según Spon y VVheler: los griegos modernos Zachalia, los persas Siechal ó Schachal, v los moros de Berbería Deeb ó Jackal. Nosotros le conservamos el nombre Chacal que ha sido adoptado por varios viajeros, y nos contentaremos con observar aquí que sé distingue de la Hiena, no solo en la magnitud, figura y color del polo, sino también en sus inclinaciones naturales, pues los Chacales siempre caminan en bandadas, en vez deque la Hiena es animal solitario.

El Chacal, como hemos visto, es un animal muy diferente de la Hiena: lo mismo decimos del Glotón; animal del Norte, confinado á los países mas frios, como la Laponia, la Rusia, la Siberia, y enteramente desconocido en las regiones templadas, y que por consiguiente, nunca ha habitado en Arabia, como tampoco en otros climas calientes en que se halla la Hiena, de la cual también se distingue bajo todos aspectos. El Glotón es casi de la forma de un Tejón muy grande; tiene las piernas cortas; el vientre tan abultado, que casi le arrastra; cinco dedos en los pies delanteros, otros tantos en los posteriores, y nada de melena en el cuello; el pelo negro sobre todo el cuerpo, a veces de un rojo oscuro por los costados; y en fin, en nada se parece á la. Hiena, sino en ser muy voraz. No fue conocido de los antiguos, quienes no se habían internado mucho en las tierras del Norte. El primer autor que hizo mención de este animal fue Olao, el cual le llamó Guio á causa de su gran voracidad: después le han llamado fíosomak en lengua esclavona, feffy Wildsfrass en alemán: los viajeros franceses le han llamado Glotón. Hay variedades en esta especie, como también en la del Chacal, de las cuales hemos hablado en la historia particular de estos animales; peso podemos asegurar que estas variedades lejos de acercarlos, los alejan aun mas de la especie de la Hiena.

El Gato de Algalia, ó Civeta, nada tiene de común con la Hiena sino la abertura ó saco debajo de la cola, y la melena su el cuello, y á lo largo del espinazo: se distingue de ella en la figura y en el tamaño, pues es la mitad mas pequeña: tiene las orejas vellosas y cortas, en vez de que la Hiena las tiene largas y peladas: además, sus piernas son mucho mas cortas, y tiene cinco dedos en cada pié, en lugar de que las de la Hiena son largas, con solos cuatro dedos en cada pié: á lo cual se agrega que la Algalia no escava la tierra para sacar los cadáveres; y así es muy fácil distinguir un animal del otro. Si se examina la figura del Lupus marinus de Bellon, copiada por Gesnero, se pudiera también tomar á éste animal por la Hiena, pues aquella figura se parece mucho á la de nuestra Hiena; pero su descripción no concuerda con la nuestra, pues se dice que este es un animal anfibio que se alimenta de Peces, y que se le ha visto algunas veces sobre las costas del océano Británico; y por otra parte Bellon no hace, mención alguna dedos caracteres singulares que distinguen á la Hiena de los demás animales. Puede ser que Bellon, preocupado de que la Algalia era la Hiena de los antiguos, haya dado la figura de la verdadera Hiena bajo el nombre de otro animal, al cual ha llamado Lupus marinus, y que ciertamente no es la Hiena, porque sus caracteres, como queda dicho, son tan notables, y aun tan singulares, que no es fácil equivocarlos, siendo la única tal vez de todos los animales cuadrúpedos que no tiene, como acabamos de decir mas que cuatro dedos así en los piés delanteros como en los posteriores: en ella se ve, como en el Tejón, una abertura debajo de la cola, que no penetra á lo interior del cuerpo; tiene las orejas largas, derechas y peladas; la cabeza mas cuadrada y mas corta que la del Lobo; las piernas, principalmente las de atrás, mas largas los ojos colocados como los del Perro; el pelo del cuerpo y la melena de un color pardo oscuro, mezclado de un poco de rojo y de negro, con ondas transversales y negruzcas: es del tamaño de un Lobo; y parece

Página siguiente

 

Índice de páginas de Mamiferos.

 

Marzo trae hojas y noviembre las despoja.
Hasta el día de Navidad no es invierno de verdad.
De San Martín en adelante, no hay diablo que aguante.
Cuanto mayor es la prosperidad, tanto menos se debe confiar en ella. Séneca

 

Felix Azara | Francisco Loscos | Ignacio Jordan de Asso | Odón de Buen

Copyright 1996-2017 © All Rights Reserved Javier Mendívil Navarro, Aragón (España)

Para consultar, aclaraciones o corregir errores por favor comunicasnoslo

Aviso Legal. Esta actividad de la Asociación Cultural Aragón Interactivo y Multimedia

Esta web no usa directamente cookis para seguimiento de usuarios, pero productos de terceros como publicidad, mapas o blog si pueden hacerlo.
Si continuas aceptas el uso de cookis en esta web.