Pasapues > Buffon > Los tres Reinos de la Naturaleza > Tomo

Mamiferos. Carniceros. Tercer Suborden: Carnívoros. Familia Digitígrados. Tribu Gatos. 331


últimas cervicales han tomado ya la forma prolongada de las dorsales. Hacia el fin de la espalda, y en la región lumbar se hacen mas anchas y menos salientes estas apófisis; en fin, en la región sacra son delgadas y largas como en la región dorsal, pero mas pequeñas. »Las catorce ó quince últimas vértebras caudales no son mas que unos huesecillos semiredondos, delgados y largos; los otros tienen apófisis, algunas de las cuales son muy salientes.

»La pelvis es como en la Hiena, menos oblicua con la columna vertebral que de ordinario: el leon es mas estrecho y mas largo que el de este carnicero; la cavidad cotiloides tiene poca anchura, y resulta de la unión del ileon, del isquion, del pubis y de un cuarto hueso descubierto hace algunos años, en el Hombre y los Mamíferos por nuestro célebre anatómico Mr. Serres, que le considera como el análogo del hueso marsupial de los animales de bolsa.

»A la simple inspección de los miembros del Protele se perciben algunas de sus relaciones con la Hiena y el Gato de Algalia. Los anteriores del Protele por sus proporciones se parecen á los de la Hiena, y se diferencian de los de el Gato de Algalia; al contrario por el número de dedos se parecen á los del Gato de Algalia, y se diferencian de los de la Hiena en que carecen del pulgar, ó á lo menos es solamente rudimentario. En cuanto al miembro posterior, bajo estos dos conceptos igualmente, se parece al de la Hiena y se diferencia de el del Gato de Algalia. Por lo tanto á la simple vista parece que los miembros del Protele tienen mas semejanza con los de la Hiena que con los del Gato de Algalia.

»Se debe pues, según esto, mirar al nuevo mamífero como al tipo de un género nuevo, según la opinión de Mr. Cuvier; que bajo muchos puntos de vista se acerca a los Gatos de Algalia y á las Zorras y que tiene numerosas relaciones con las Hienas. (GEOFF.)

PROTELE DELALANDE.
Proteles delalanii (Geoff.); Protele tipo.

El aspecto general, es el de la Hiena. Sus pies posteriores son en apariencia muy cortos, lo que procede de la flexión continua en que tiene sus diversas partes, y no de su cortedad efectiva; porque á pesar de la prolongación del cuerpo de que ya se ha hecho mención, los miembros posteriores son tan largos como los anteriores.

Las orejas son largas y están cubiertas con un pelo muy corto y poco abundante, de modo que traen á la memoria las de la Hiena de Oriente. Las ventanillas de la nariz forman un saliente pronunciado que exceden de! hocico, el cual es negro y con pocos pelos; pero en su lugar tiene largos bigotes. Los pelos de la cerviz y los de toda la cola son largos, ásperos al tacto y anillados de negro y blanquecino, lo cual hace que la melena y la cola estén también en su conjunto anilladas de los mismos colores. El resto del cuerpo está casi enteramente cubierto de un pelo lanoso mezclado con algunos pelos mas largos y bastos. El fondo del pelaje es blanco rojizo, pero variado en los costados y en el pecho con rayas negras transversales, pronunciadas y espaciadas con desigualdad. Los tarsos son negros; el resto de la pierna del mismo color que. el cuerpo, está también variado con rayas negras transversales, de las que las superiores se unen con las del tronco.

Parece que tenia un surco debajo del ano según observó Mr. Cuvier.

Los Proteles son nocturnos: tienen gran facilidad para cavar la tierra, y abren madrigueras como las Zorras. Siempre cuidan de tener muchas salidas. Cuando se les escita erizan el pelo desde la nuca hasta la cola. Parece que estos animales son muy veloces en la carrera.

Los tres individuos que Mr. Delalande mató habitaban juntos; salieron de su madriguera por diferentes bocas para no tropezar con un Perro que se habia introducido en ella. Huian con la mayor viveza llevando erizado el pelo, el cuerpo muy pegado á tierra y con las orejas y la cola baja. Uno de ellos, viéndose en peligro, se puso á cavarla tierra como para abrir una nueva madriguera.

En el fondo de la Cafrería fue donde Mr. Delalande mató los Proteles; consultadas las narraciones de los principales viajes que se han hecho á aquellas regiones casi desconocidas, y á todo el África Meridional , y no se ha hallado indicación de estos animales en ninguno de ellos, lo que esplicaria en caso de necesidad muy fácilmente el corto número de viajeros que han penetrado en ellas y la costumbre que tienen estos animales de no salir mas que de noche. Pero hay mía circunstancia que lo esplica mejor, y es su grande escasez. Los Proteles son efectivamente tan escasos, que aun eran desconocidos á los naturales del país. Esta es una razón mas para tener en gran precio el descubrimiento de Mr. Delalande, pues que sin él, acaso hoy seria el Protele desconocido por largo tiempo.

TRIBU DE GATOS.

CARECEN de pequeños dientes detras de la gruesa molar inferior, su hocico es corto y redondeado, sus uñas retráctiles, escepto en el género Guepardo: tienen cinco dedos en los pies delanteros y cuatro en los posteriores.

A pesar de los trabajos concienzudos de un gran número de naturalistas de Europa y de América, la historia de estos animales es todavía un laberinto en donde uno se pierde cuando quiere separar, por medio de distinciones precisas una multitud de especies, distinguiendo las unas de las otras. La parte poética de su historia se ha mirado con menos abandono, aunque trazada por ideas puramente convencionales; porque ¿quién no conserva en la memoria algunos trozos relativos á la magnanimidad del León, de este rey de los animales, á la ferocidad del sanguinario tigre, y á la perfidia y doblez de los Gatos, etc., etc. No sucede lo mismo cuando se trata de distinguir las grandes especies con pelo de varios colores. Los errores acumulados por los antiguos escritores, se presentan á cada paso para entorpecer las distinciones que se tratan de establecer entre ellas. Procuraremos, pues, trazar lo mas brevemente posible las ideas mas comunes recibidas sobre

Página siguiente

 

Índice de páginas de Mamiferos.

 

El tiempo todo lo cura, menos vejez y locura.
Un testigo que vió, vale por dos; y si vió y oyó, por ciento dos.
En septiembre cosecha, y no siembres.
En cuanto alguien comprende que obedecer leyes injustas es contrario a su dignidad de hombre, ninguna tiranía puede dominarle. Mahatma Gandhi

 

Felix Azara | Francisco Loscos | Ignacio Jordan de Asso | Odón de Buen

Copyright 1996-2017 © All Rights Reserved Javier Mendívil Navarro, Aragón (España)

Para consultar, aclaraciones o corregir errores por favor informanos

Aviso Legal. Esta actividad de la Asociación Cultural Aragón Interactivo y Multimedia

Esta web no usa directamente cookis para seguimiento de usuarios, pero productos de terceros como publicidad, mapas o blog si pueden hacerlo.
Si continuas aceptas el uso de cookis en esta web.