Pasapues > Buffon > Los tres Reinos de la Naturaleza > Tomo

Mamiferos. Carniceros. Tercer Suborden: Carnívoros. Familia Focaceos. Tribu Focas. Género Artocefalo. 358


dolos con el nombre de Oso marino: otros navegantes le llamaron Foca común, por haberle encontrado muy frecuentemente en todos los mares australes ó boreales; pero debemos decir que este nombre se le ha aplicado con impropiedad, pues pertenece específicamente á la Foca común que se halla en nuestros mares de Europa, la cual es mucho mas pequeña y carece de orejas.

Entre todos los animales de este género, el Oso marino parece es el que hace viajes mas largos: su temperamento se acomoda á la influencia de todos los climas: se le encuentra en todos los mares y en los contornos de las islas mas frecuentadas, y también se le ve en reuniones numerosas en el mar de Kamtschatka y en las islas despobladas que hay entre Asia y América.

Cada macho tiene comunmente ocho ó diez hembras, aunque á veces suele tener quince ó veinte: las cela mucho y las guarda cuidadosamente: lo común es verle al frente de su familia, que se compone de sus hembras y de sus hijos de ambos sexos: cada familia se mantiene separada, y aunque en ciertos parajes hay millares de estos Osos, las familias nunca se mezclan, y cada una forma una pequeña manada, á cuya cabeza está el jefe que la gobierna como dueño. Sin embargo, sucede á veces que el jefe de otra familia acude al combate á proteger á uno de los que riñen, y entonces la guerra es mas general, y el vencedor se apodera de toda, la familia de los vencidos, uniéndola á la suya propia.

Estos Osos marinos no temen á ninguno de los otros animales del mar, aunque miran con respeto ó quizá aversión á los Leones de mar, pues los evitan cuidadosamente, y nunca se acercan á ellos aunque se hallen establecidos en sus cercanías; pero persiguen cruelmente á las Nutrias marinas que, siendo mas pequeñas y débiles, no pueden resistirles. Aunque estos Osos se muestran ferocísimos en sus combates, no son peligrosos ni temibles, pues ni aun se atreven á acometer al Hombre para defenderse, y solo se enfurecen cuando se les acorrala de modo que no pueden huir. También se enojan mucho cuando se les provoca en el tiempo en que acarician á sus hembras; y entonces se dejan matar antes que desampararlas.

El modo con que viven y se gobiernan entre sí es bastante notable. Parece que aman con pasión á su familia, pues si un Oso extraño consigue robarles un individuo de ella, manifiestan su sentimiento con lágrimas, y lo mismo hacen si uno de su familia, al cual han maltratado, se les acerca en ademan de pedir perdón. Así se ve, al parecer, en estos animales, que la ternura sucede a la severidad: que cuando castigan á sus hembras ó á sus hijos es siempre con repugnancia; y que el macho hace á un mismo tiempo los oficios de un buen padre de familia y de jefe imperioso, cuidando de conservar su autoridad, y no permitiendo que se le falte al decoro.

Los machos jóvenes viven algún tiempo en el seno de la familia, y la dejan cuando son bastante adultos y bastante fuertes para ponerse al frente de algunas hembras, á quienes hacen que le sigan; y esta pequeña manada llega bien pronto á componer una familia mas numerosa: mientras dura el vigor de la edad y se hallan en estado de gozar de sus hembras, las gobiernan como dueños, y nunca las dejan; pero cuando la vejez ha disminuido sus fuerzas y amortiguado sus deseos, las abandonan y se retiran á vivir solitarios: la soledad y la tristeza parece los hace feroces, pues estos machos viejos retirados no manifiestan ningún temor ni huyen como los demás a vista del Hombre: regañan mostrándolos dientes: acometen con osadía al que los ataca, sin retroceder ni huir nunca; y se dejan matar antes que tomar el partido de retirarse.

Las hembras, mas tímidas que los machos, tienen tan grande amor á sus hijos que, aun en los mayores peligros, no los abandonan hasta haber empleado toda su fuerza y valor para defenderlos y conservarlos, y muchas veces, aunque heridas, los libertan llevándolos en la boca.

Tienen todos los sentidos muy perspicaces, y con especialidad el del oido, el cual les avisa aun durante el sueño, y despiertan cuando se va hacia ellos, aunque sea de lejos.

No caminan con tanta lentitud como parece indicarlo la estructura de sus pies, y es preciso ser buen corredor para alcanzarlos: nadan con mucha velocidad, de suerte que pueden avanzar en una hora la distancia de mas de una milla; cuando se divierten cerca de las playas, hacen en el agua diferentes evoluciones, nadando unas veces de espaldas y otras boca abajo, y frecuentemente se mantienen en una situación casi vertical: se revuelcan, se sumergen, y á veces saltan fuera del agua á la altura de algunos pies: en alta mar se mantienen casi siempre de espaldas, sin vérseles no obstante las manos sino solamente los pies, que de tiempo en tiempo sacan fuera del agua; y como tienen abierto el agujero oval del corazón (1) pueden permanecer en ella mucho tiempo sin necesidad de respirar, y cogen en el fondo del mar los Cangrejos y otros Crustáceos y Mariscos, de que se alimentan cuando les falta pescado.

Las hembras paren en el mes de junio, en las islas desiertas del hemisferio boreal; y como entran en caloren el mes de julio siguiente, se puede inferir que el tiempo del preñado es, por lo menos, de diez meses: sus partos son ordinariamente de un solo hijo, y muy rara vez de dos: los machos, al nacer, son mayores y mas negros que las hembras, las cuales se ponen azuladas con la edad, y manchadas ó atigradas entro las extremidades posteriores: y todos, así machos como hembras, nacen con los ojos abiertos y con treinta y dos dientes; pero los caninos no se manifiestan hasta de allí á cuatro dias: las hembras alimentan sus hijos con leche hasta su regreso del continente, esto es, hasta fines de agosto; y los hijos, ya fuertes, juegan frecuentemente entre sí; y cuando llegan á reñir, el padre acaricia al vencedor y la madre socorre y protege al vencido. Estos animales prefieren el anochecer para el coito : una hora antes el macho y la hembra se van al mar, donde nadan tranquilamente, y después vuelven á tierra: la hembra, que comunmente es la primera que sale del agua, se tiende sobre la espalda, y el macho la cubre en esta situación; el macho parece muy ardiente y activo, y oprime tan fuertemente á la hembra con su peso y sus movimientos que á veces la hunde en la arena de suerte que no se la ve mas que la cabeza y los pies. Durante este tiempo, que es bastante largo, el macho está tan distraído que se puede llegar á él sin temor, y aun tocarle con la mano.

Estos animales tienen el pelo erizado, espeso y largo, de color negro en el cuerpo, y amarillento ó rojizo en los pies y los costados: debajo de este pelo largo hay una especie de fieltro ó vello, esto es, un segundo pelo mas corlo y mas suave, que es también de color rojizo; pero en la vejez, los pelos mas largos se ponen grises ó blancos por la punta, lo cual hace parecerá los animales de color gris algo oscuro: alrededor del cuello tienen pelos largos que forman una especie de crin, como los Leones marinos. Las hembras difieren tanto de los machos en el color y el tamaño, que casi se les creería animales de otra especie: sus pelos mas largos varían, siendo unas veces cenicientos, y otras mezclados de rojizo: los hijos, al nacer, son del mas hermoso color negro, y

(1). Es lo es muy dudoso por lo menos.

Página siguiente

 

Índice de páginas de Mamiferos.

 

Mayo mojado, del barbecho hace prado.
Busca el medio de todo, y tendras buen acomodo.
La bellota que no se ve en mayo, no se ve en todo el año.
El pudor de las mujeres es la más rica de sus dotes. Plauto

 

Felix Azara | Francisco Loscos | Ignacio Jordan de Asso | Odón de Buen

Copyright 1996-2017 © All Rights Reserved Javier Mendívil Navarro, Aragón (España)

Para consultar, aclaraciones o corregir errores por favor cuentanoslo

Aviso Legal. Esta actividad de la Asociación Cultural Aragón Interactivo y Multimedia

Esta web no usa directamente cookis para seguimiento de usuarios, pero productos de terceros como publicidad, mapas o blog si pueden hacerlo.
Si continuas aceptas el uso de cookis en esta web.