Pasapues > Naturaleza de Aragón

Espacios Naturales Protegidos en Aragón. Patrimonio natural en Aragón.


Los Espacios Naturales y su Conservación

En las sociedades altamente industrializadas de nuestro tiempo se ha extendido, desde hace ya algunos años, la preocupación de los ciudadanos y de los poderes públicos por los problemas relativos a la conservación de la naturaleza. El agotamiento de los recursos naturales a causa de su explotación económica incontrolada, la desaparición en ocasiones irreversible de gran cantidad de especies de la flora y la fauna y la degradación de aquellos espacios naturales poco alterados hasta el momento por la acción del hombre, han motivado que lo que en su día fue motivo de inquietud solamente para la comunidad científica y minorías socialmente avanzadas se convierta en uno de los retos más acuciantes. Superados históricamente los criterios que preconizaron un proceso de industrialización, la necesidad de asegurar una digna calidad de vida para todos los ciudadanos obliga a admitir que la politica de conservación de la naturaleza es uno de los grandes cometidos públicos de nuestra época.

Exposición de motivos de la Ley 4/1989, de 27 de marzo,
de Conservación de los Espacios Naturales y de la Flora y Fauna Silvestre.

La Conservación en el Ambito Internacional y Europeo

A partir de la declaración del Parque Estatal de Yosemite (1864) y del Parque Nacional de Yellowstone (1872) en Estados Unidos, aparecen en todo el mundo los primeros Espacios Naturales Protegidos con una legislación especifica, normalmente de ámbito estatal. En Europa, los estados pioneros en materia de conservación fueron Suecia, Suiza y España con la declaración de varios Parques Nacionales antes de 1920. Sin embargo, no es hasta mediados del siglo XX cuando surgen los primeros planteamientos acerca de la necesidad de colaboración interestatal para una adecuada conservación del medio natural, considerado como patrimonio común de la humanidad y cuya evolución es independiente de las fronteras políticas.

Así, en 1948 se funda la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN), que reúne a numerosos Organismos Gubernamentales y Organizaciones No Gubernamentales. Entre sus muchas actuaciones destaca la publicación de los documentos sobre La Estrategia Mundial para la Conservación de la Naturaleza (1980 y 1990) y el reciente Plan de Acción para las Áreas Protegidas de Europa conocido como Parques para la Vida (1994). Por otro lado, la Organización de las Naciones Unidas -a través de la UNESCO-, declara entre otros: los Sitios Naturales del Patrimonio Mundial, las Reservas de la Biosfera (Programa MaB "Hombre y Biosfera") o las Zonas Húmedas de Importancia Internacional (Convenio RAMSAR).

Por su parte, la Comunidad Económica Europea (CEE), a partir de la cumbre de Paris de 1972, tiene presente la protección del medio ambiente como una de sus prioridades. Así, aparece en 1979 la que se considera primera normativa conservacionista comunitaria: la DIRECTIVA 79/409/CEE SOBRE LA CONSERVACIÓN DE LAS AVES SILVESTRES, comúnmente conocida como DIRECTIVA AVES. En ella se definen unas reglas generales de protección para las aves silvestres, se limita la relación de especies que pueden ser cazadas, los métodos de captura y se regula su comercialización. Para dichas especies, los estados miembros tienen la obligación de conservar los territorios más adecuados, en número y superficie suficiente, con el fin de garantizar su supervivencia. Estos territorios son las Zonas de Especial Protección para las Aves (ZEPAs).

En 1992 la Unión Europea promulga la DIRECTIVA 92/43/CEE SOBRE CONSERVACION DE LOS HABITATS NATURALES Y DE LA FAUNA Y FLORA SILVESTRE, conocida comúnmente como DIRECTIVA HABITATS y cuyo objetivo principal es mantener o restaurar hábitats y especies naturales de interés comunitario mediante la creación de una red ecológica europea -la Red Natura 2000-, que estará integrada por las Zonas Especiales de Conservación (ZECs) -designadas atendiendo a los criterios de la propia Directiva, y las ZEPAs declaradas previamente. También se sugiere la constitución de una Red de Corredores Ecológicos que garantice la comunicación y el intercambio biológico entre las diferentes áreas naturales europeas.

Con esta Directiva, la Unión Europea pretende coordinar las medidas de protección adoptadas en el ámbito nacional y regional de los estados miembros, asegurando la conservación de la biodiversidad en todo el territorio europeo. Conseguir una adecuada transmisión de nuestro patrimonio natural a las futuras generaciones es su objetivo último.

La Conservación en el Ambito Estatal Español

El 7 de diciembre de 1916 se aprueba -por iniciativa de Pedro Pidal y Bernardo de Quirós, Senador y Marqués de Villaviciosa de Asturias-, la LEY DE PARQUES NACIONALES. En su preambulo se dice: "No bastan, en efecto, los paseos a parques urbanos que todas las ciudades han procurado tener como lugares de esparcimiento e higiénico ejercicio, sino que se requiere además que haya Parques Nacionales, esto es, grandes extensiones de terreno dedicadas a la higienización y solaz de la raza, en que puedan tonificarse, física y moralmente, los cansados y consumidos por la improba tarea y por respirar de continuo el aire viciado de las poblaciones". Al amparo de esta Ley se declaran en 1918 los dos primeros Espacios Naturales Protegidos del Estado Español: el Parque Nacional de la Montaña de Covadonga (22 de julio) y el Parque Nacional del Valle de Ordesa (16 de agosto).

Sin embargo, otros hechos anteriores se citan también como antecedentes históricos en materia de conservación. Así, algunos de los antiguos cazaderos de los Reyes de Castilla -convertidos después en jardines de recreo y residencias cortesanas, conocidos como Reales Sitios-, han sido conservados hasta nuestros días como excepcionales Espacios Naturales. El Monte del Pardo en las proximidades de Madrid o los Montes de Valsaín en el Guadarrama Segoviano, son buena muestra de ello. Por otra parte, las masas forestales reciben a lo largo del siglo XIX, tras las desamortizaciones, un tratamiento especial, creándose en esa época el Catálogo de Montes de Utilidad Pública, acción de gran importancia para su conservación.

En 1920 se declara el tercer Espacio Natural Protegido del Estado: el Sitio Nacional de San Juan de la Peña. Posteriormente, un Decreto de 1927, define las figuras de Sitios Natural y Monumento Natural de Interés Nacional. En 1957, la LEY DE MONTES reserva un capítulo a los Parques Nacionales que servirá de marco legal para la protección de Doñana (1969), las Tablas de Daimiel (1973) o Timanfaya (1975). Y finalmente en 1975, se promulga la primera LEY DE ESPACIOS NATURAlES PROTEGIDOS (Ley 15/1975, de 2 de mayo), en la que aparecen las figuras de Parque Nacional, Parque Natural, Reserva Integral de Interes Científico y Paraje Natural de Interés Nacional. La administración de dichos Espacios Naturales se encomienda al hoy extinguido ICONA y como órganos consultivos que colaboran en las tareas de conservación se crean los Patronatos y Juntas Rectoras.

A finales de los años 80, nuevos planteamientos globalizadores se imponen en la conservación del medio natural, considerándolo como un todo sobre el que es necesario establecer una gradación de niveles de protección. Este nuevo enfoque se traduce legalmente en la actual Ley 4/1989, de 27 de Marzo, de Conservación de los Espacios Naturales y la Flora y Fauna Silvestre. Dicha ley, además de regular la protección especial de determinados espacios, cubre el vacío existente en la regulación de la protección y preservación de la flora y fauna silvestres, regidas hasta entonces por normas sectoriales de aprovechamientos de recursos.

La Ley establece cuatro figuras para la protección de los Espacios Naturales: Reservas Naturales, Parques Naturales, Monumentos Naturales y Paisajes Protegidos. Para amortiguar los posibles impactos que actividades desarrolladas en los alrededores de cada Espacio Protegido pudieran afectar a éste, la Ley define las Zonas Perifericas de Protección, para fomentar la participación de los habitantes en el desarrollo socioeconómico de la zona, se crean las Áreas de Influencia Socioeconómica.

Pero la aportación más novedosa de esta Ley son los Planes de Ordenación de los Recursos Naturales (PORN). Se trata de unos instrumentos jurídicos de planificación -no restringidos a los Espacios Naturales Protegidos y de elaboración previa a la declaración de éstos-, cuyo objetivo es definir y señalar el estado de conservación de los recursos y ecosistemas del ámbito territorial que estudien, para llegar a concretar la normativa básica que ha de definir la gestión de los Espacios Naturales Protegidos que se declaren en la zona de estudio del PORN.

Con estos planteamientos, la regularización de los usos y actividades que se realicen en las zonas protegidas, la compatibilización de la conservación del medio natural con el aprovechamiento tradicional de los recursos y la promoción del desarrollo socioeconómico en estas áreas, se convierten en los principales objetivos de la protección de los Espacios Naturales.

Mapa situación de Aragón

La Conservación en el Ambito Autonómico: Aragón

En 1984, gracias al proceso generalizado de transferencias de competencias del Estado a las Comunidades Autónomas, éstas se hacen cargo de la casi totalidad de las responsabilidades encomendadas hasta entonces al ICONA, comenzando una evolución administrativa particular en cada autonomía.

Por otra parte, la Ley 4/89 reserva al Estado la declaración y gestión de los Parques Nacionales, así como la declaración y coordinación de la gestión de aquellos Espacios Naturales Protegidos que estén situados en territorio de dos o más Comunidades Autónomas y los que incluyan en su delimitación territorio marítimo. El resto de las figuras de protección son gestionadas directamente por las Comunidades Autónomas, contemplándose en la Ley también la posibilidad de que cada Comunidad Autónoma defina nuevas figuras de protección para los Espacios Naturales bajo su administración. Así, algunas comunidades han declarado Leyes Autonómicas de Espacios Naturales Protegidos.

En Aragón, en 1989, se llevó a cabo un estudio para la creación de la Red de Espacios Naturales Protegidos en Aragón (RENPA), ya que en el momento de las transferencias sólo existían dos Espacios Naturales Protegidos: el Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido y el Parque Natural de la Dehesa del Monayo. Otros espacios, como el Sitio Nacional de San Juan de la Peña y los Parajes Pintorescos, detentaban viejas figuras de protección y debían ser reclasificados. Dicho trabajo, planteaba la necesidad de proteger especialmente 68 espacios (el 11'5 % del territorio regional). Aunque la red todavía no existe como tal, entre tanto, existe un régimen de protección preventiva para una serie de Espacios Naturales de interés: las Áreas de Especial Protección Urbanística.

Un hito importante en materia de conservación en Aragón, fue la creación en 1992 -gracias a una Proposición de Ley presentada por la Comisión Promotora de Iniciativ a Legislativa Popular- del Consejo de Protección de la Naturaleza (CPN). Éste es un órgano de participación que, entre otras funciones, tiene encomendada la de informar acerca de la protección de nuevos Espacios Naturales Protegidos. Además, para cada uno de los ya existentes, existe un órgano especifico -Patronato, Junta Rectora o Consejo de Protección-, en el que están representados diversos intereses.

Por último, en estos momentos se está ultimando el Anteproyecto de Ley de Espacios Naturales Protegidos de Aragón. Una vez concluído y aprobada la correspondiente Ley, Aragón contará con un marco de referencia unificado para los actuales y futuros Espacios Naturales Protegidos.

Espacios Naturales Protegidos
FIGURA DE
PROTECCION
Superficie
en Ha.
% respecto
al total de ENP
% respecto
al total de Aragón
Parque11.19273,4302,402
Parque Nacional35.28722,6300,740
Paisaje Protegido3.3352,1400,070
Parque Natural1.3890,8900,029
Reserva Natural7770,4900,016
Monumento Natural3990,2500,008
Sitio Nacional2640,1700,005
Total155.9431003,27

 

ZEPAs en Aragón
NombreOtra Figura
de Protección
Superficie
en Ha.
Especies
para las que se declaro ZEPA
La lomaza
de Belchite
Refugio de la Fauna Silvestre961 Alcarabán, ganga común, ortega, alondra de Dupont, terrera común, terrera marismeña, cogujada, montesina, bisbita campestre, alzacola, collalba negra, curruca rabilarga.
Los VallesReserva Nacional de Caza28,757Quebrantahuesos, perdiz nival, pito negro, pito dorsiblanco, urogallo, buitre leonado, buho real.
Laguna de GallocantaRefugio de la Fauna Silvestre6.720Grulla común, pagaza piconegra, cigüeñuela, fumarel cariblanco
Sierra y Cañones de GuaraParque (incluye Zona Periférica de Protección)81.225Quebrantahuesos, buitre leonado, halcón peregrino, chova piquirroja.
Galachos de la Alfranca de Pastriz, La Cartuja, y el Burgo de EbroReserva Natural777Martinete.
Ordesa y Monte PerdidoParque Nacional (incluye Zona Periferica de Protección) y Reserva de la Biosfera35.287Quebrantahuesos, águila real, perdiz nival, perdiz pardillay pito negro.
Posets-Maladeta*Parque33.267Quebrantahuesos, águila real, perdiz nival, perdiz pardilla, urogallo, pito negro y lechuza de tengmalm.
* Solicitada, no declarada

 

Otros Espacios Naturales de Interes en Aragón
Otras Figuras de ProtecciónSuperficie
en Ha.
% respecto a la superficie total de Aragón
Refugios de Fauna Silvestre8.2850,174
Reserva de la Biosfera51.3961,079
ZEPA153.7273,226
Total213.4084,459

Otros Espacios Naturales Protegidos en Aragón:

Amplia tu información sobre la Naturaleza de Aragón

Si quieres ampliar tu información sobre Aragón puedes empezar recorriendo sus variados paisajes.
Para empezar un recorrido por la fauna también la flora los hongos la geología y el uso del agua en Aragón.
Para deleitar la vista, puedes fijarte en la colección de fotografías de animales pequeños.
Puedes sumar cultura y naturaleza en sus Parques culturales
Para profundizar puedes estudiar la Historia Natural o su extenso Bestiario o algunas fotografías sobre plantas y animales en Aragóon.
Aragón posee unos paisajes únicos y variados con destacados contraste entre si, desde un río como el Ebro en el fondo de un valle recoge las aguas que vienen por la izquierda desde los Pirineos, donde el Valle de Ordesa aun guarda y proteje espacios primigenios, y desde el Moncayo, el monte canoso o nevado, a su margen derecha, donde atravesando frondosos bosques también van a descender al valle, donde las lluvias son escasas y el paisaje es de estepas y desiertos como los Monegros.

Otras páginas sobre naturaleza en Internet

la asociación ANSAR informa sobre la naturaleza también.

 

Dinosaurios | Jesus Antoñanzas | Ebro | Guara
Moncayo | Monegros | Ordesa | Zh2o
Claves | Indice Alfabético | Libros | Legislación | Diccionario

Copyright 1996-2017 © All Rights Reserved Javier Mendívil Navarro, Aragón (España)

Para aclaraciones o corregir errores por favor escríbenos

Aviso Legal. Esta actividad de la Asociación Cultural Aragón Interactivo y Multimedia

Esta web no usa directamente cookis para seguimiento de usuarios, pero productos de terceros como publicidad, mapas o blog si pueden hacerlo.
Si continuas aceptas el uso de cookis en esta web.