Pasapues > Buffon > Los tres Reinos de la Naturaleza >

Mamiferos. Carniceros. Tercer Suborden: Carnvoros. Familia Digitgrados. Tribu de Perros. Gnero Perro. 305





acab de matarle auxiliado de su familia, que se uni con l para esta espedicion, sin que ni unos ni otros comiesen de su carne, la cual dieron muestras de repugnarles tanto como los Perros ordinarios.

A la maana siguiente se llev al mismo jardn una Perra grande de la raza de los Alanos, contra la cual se ech al macho viejo, que inmediatamente se abalanz ella, y la Perra en vez de enfadarse se ech en tierra: el macho la oli en esta situacin, y luego que hubo reconocido su sexo, la dej tranquila. Hzose entrar despus la hembra vieja, la cual cmo lo habia hecho el macho, acometi al principio a la Perra, despus se ech sobre ella, y esta huy, y guardando las espaldas con la pared, se puso en tal disposicin, que la hembra se content con un segundo ataque, en el cual el macho se hizo mediador entre las dos hembras, y aun dio mordiscos la suya para obligarla dejar el combate. Sin embargo, habiendo encadenado al mediador, para dejar en libertad su hembra, esta no hizo mas que dar vueltas en contorno de la Perra, procurando cogerla por la espalda, y este es el verdadero mtodo del Lobo, el cual emplea siempre mas astucia que valor en sus ataques. Con todo, el macho viejo parecia tener osada y valor, pues no titubeaba en acometer los Perros, atacndoles como valiente, y sin procurar sorprenderlos por la espalda. Finalmente, ni el macho ni la hembra de nuestros animales Mestizos ladraban como lo hacen los Perros cuando rien: su pelo se erizaba, y lo nico que hacan antes de acometer su enemigo, era regaar un poco.

Pasados algunos dias, se hizo entrar un Mastin, casi tan grande y vigoroso como nuestro macho viejo, el cual no tard en acometerle. El Mastin se defendi bastante bien al principio, porque su dueo le escitaba; pero habiendo hecho retirar este hombre, porque nuestro macho quera abalanzarse l y ya le habia asido de la ropa, su Perro se atrincher inmediatamente contra la puerta por donde habia salido su dueo, y no se atrevi volver presentarse en la palestra. En este intervalo, la hembra vieja manifestaba mucha impaciencia por combatir; pero antes de ponerla en libertad, se at su macho para que el combate fuera igual. Luego que la hembra se vio libre, se abalanz al Perro, el cual, no habiendo abandonado su puesto, no poda ser acometido sino por delante; por lo que la Perra, desde el primer ataque, tomo el partido de no aventurar un combate formal, contentndose con correr ligeramente al rededor del Perro por si poda sorprenderle por la espalda, como algunos dias antes lo habia ejecutado con la Perra, y viendo que no podia lograrlo se qued tranquila. Conjeturse que la poca resistencia y el poco valor que habia mostrado este Mastin, que tenia fama de ser muy vigoroso y maligno, podan provenir de verse en paraje estrao, y que acaso en casa de su dueo seria mas atrevido: se condujo ella encadenado al macho viejo, el cual encontr l Mastin en un patio pequeo: nuestro macho no por eso Se intimid, y se pase orgullosamente en el mismo patio; pero el Mastin, aunque estaba en su casa, se mostr muy sobresaltado, y no se atrevi dejar el ngulo del patio en que se habia arrinconado, de suerte que sin reir fu vencido, pues estando en casa de su dueo, no hubiera dejado de acometer nuestro macho, si desde la primera vez no hubiera reconocido la superioridad de su fuerza.

Por estos dos experimentos y por otros hechos semejantes que los conductores gobernadores de estos animales nos han referido, se reconoce que jams ningn Perro se ha atrevido atacarlos; de suerte que parece reconocen todava en sus individuos sus enemigos naturales, esto es, al Lobo.

DE LA HEMBRA.Tercera generacin.

En el mes de noviembre del ao de 1776 hice llevar mi hacienda el macho y la hembra de la segunda generacin, que haban nacido el 3 de marzo precedente. A su llegada los pusieron en un gran patio, donde permanecieron cerca de dos aos, y donde para libertarlos de los temporales y del fri de las noches mand hacerles una choza. All vivieron bastante unidos, sin notar que se tuviesen ninguna aversin, y solo se observ que el macho desde que cumpli su primer ao de edad, tom cierta autoridad sobre su hembra, pues sola no permitir que fuese esta la primera que tcasela comida, sobre todo si era de carne. Dispuse que no se les dejase mezclar con los Perros de la aldea, principalmente desde que llegaron la edad de diez y ocho veinte meses, con el fin de impedir que se uniesen con ellos. Esta precaucin me pareci precisa, porque siendo mi objeto ver si al cabo de cierto nmero de generaciones volvan estos Mestizos la especie del Lobo la del Perro, era esencial conservar la raza siempre pura, sin dejar que se mezclasen con otros individuos que los procedentes de ella: siendo constante que si en vez de hacer unir estos animales Mestizos, se les hubiese hecho unir constante y sucesivamente con el Perro, la raza hubiera, recobrado poco poco el tipo de esta ltima especie, y perdido al fin todos los caracteres que la hacen participar de la del Lobo; y por el contrario , si constante y sucesivamente se hubiesen mezclado estos animales con el Lobo, pasado cierto nmero de generaciones, los individuos ya no hubieran sido Mestizos, sino animales enteramente semejantes al Lobo:

A fines del ao de 1777 pareci que este macho y esta hembra haban adquirido, todo su incremento, y sin embargo no se unieron hasta el 30 31 de diciembre de 1778, esto es, basta la edad de cerca de treinta y cuatro meses, que casi es la edad en que la especie del Lobo puede engendrar: por lo cual parece qu nuestros animales mestizos tenan mas analoga con el Lobo, en cuanto al tiempo en que estos pueden producir, que con el Perro. A esta primera analoga entre el Lobo y nuestros animales Mestizos, debe aadirse otra, que es la de la fecundidad, la cual parece ser casi la misma. Nuestros Mestizos tanto de la primera, come de la segunda generacin, solo han producido una vez en dos aos, pues el macho y la hembra de la primera generacin, que produjeron por la primera vez el 3 de marzo de 1776, y que yo envi al parque de Versalles en noviembre del mismo ao, no produjeron por segunda vez basta la primavera de 1778; igualmente el macho y la hembra de la segunda generacin, que produjeron por la vez primera en mi hacienda, no haban dado el mas leve indicio de calor veinte y un meses despus de su primera cria.

Por lo respectivo la fecundidad en la especie del Lobo, viviendo en el estado de naturaleza, tenemos muchos motivos para creer que no es tan grande como se ha pretendido, y que lejos de producir una vez cada ao, el Lobo no produce efectivamente sino una sola vez en dos, y aun quiz en tres aos: lo primero porque parece constante que si la Loba criase anualmente seis siete hijos, como lo aseguran muchos autores, la especie del Lobo seria mucho mas numerosa, no obstante la guerra que se hace continuamente este enemigo de nuestros ganados, adems de que la analoga parece ser en este caso una prueba que no se puede recusar; y nuestros animales Mestizos, por sus facultades interiores, igualmente que por el olor, y otros muchos caracteres tenan tanta analoga con el Lobo, que casi no es posible creer que difiriesen de l en uno de los puntos

Pgina siguiente



 

Índice de páginas de Mamiferos.

 

 

Abril que truena, anuncia cosecha buena.
Ni te fíes de hombre chico, ni te subas en borrico.
En abril, aguas mil.
El más lento en prometer es siempre el más fiel en cumplir. Rousseau



 

Felix Azara | Francisco Loscos | Ignacio Jordan de Asso | Odón de Buen



El proyecto pasapues es una ampliacion del proyecto Aragón es así, y trata de recopilar y relacionar todo tipo posible de información documental sobre Aragón: textos, libros, artículos, mapas, ilustraciones, fotografías, narraciones, etc., y proceder a su publicación y difusión.

Copyright 1996-2019 © All Rights Reserved Javier Mendívil Navarro, Aragón (España)

Actualiza la información que consideres obsoleta comunicasnoslo

Aviso Legal. Esta actividad de la Asociación Cultural Aragón Interactivo y Multimedia

Esta web no usa directamente cookies para seguimiento de usuarios,
pero productos de terceros como publicidad, mapas o blog si pueden hacerlo.
Si continuas aceptas el uso de cookies en esta web.