Pasapues > Buffon > Los tres Reinos de la naturaleza > Tomo 6

Los Tres Reinos de la Naturaleza. Página 9. Tomo 6. Zoología. Invertebrados


TOMO VI quot; \ i

que obra simplemente sobre los apndices cutneos, sobre la piel misma. En los mamferos y en las aves, no influye sino sobre el pelo y las plumas que caen y son reemplazadas por otrs que se desarrollan con mayor menor rapidez. En los reptiles, al contrario, y especialmente en los saurios y en los ofidios, la piel privada de nutricin, por haberse desarrollado debajo de ella otra nueva piel, se desprende y da lugar esta. El despojo del animal se presenta entonces bajo la forma de una cubierta perfectamente semejante al animal mismo. Esta especie de muda es todava mucho mas completa en las larvas de los insectos que se despojan no solo de su piel, sino de las cubiertas de sus ojos, de sus mandbulas cuando las tienen, etc.; como diremos al tratar de las larvas.

La metamorfosis y la muda se diferencian pues, en que en la una, hay aparicin de nuevas partes, cambio de forma exterior en el animal, mientras en la otra la forma es idntica, los rganos son siempre los mismos y no varan en nmero; nicamente el animal es mas voluminoso que antes. Partiendo de esto, es fcil advertir que no existen en realidad en los insectos, sino dos especies de metamorfosis, la parcial y la completa. La bosquejada que se observa en los Crustceos y en los Mirpodos, de los cuales unos adquieren patas, y los otros patas y segmento cuando avanzan en edad, se reduce en los insectos pteros una verdadera muda. Esta es una de las relaciones que tienen con los Crustceos y los Arcnidos, y la que hace que en el orden natural, deban colocarse despus de estos ltimos. El punto en que la metamorfosis y la muda se confunden en los insectos, est entre aquellos en que la primera es parcial, es decir que nacen con todas sus partes, menos las alas que no son mas que rudimentarias: quitad estos ltimos rganos una langosta, y no experimentar mas que mudas.

La metamorfosis es uno de los fenmenos mas admirables y mas complicados que nos prsenta la naturaleza. Aunque haya perdido aquel exceso de maravilla, que suministraba los alquimistas de la edad media argumentos en favor de la trasmutacin de los metales, le queda aun de extraordinario lo bastante para excitar nuestra sorpresa y nuestra admiracin. El uso ha consagrado este nombre de metamorfosis, que expresa de una manera enrgica estos cambios casi repentinos que experimentan los insectos; pero en realidad, no debera llamrseles sino una serie de desarrollos. En efecto, una oruga no es un animal simple sino compuesto, que contiene en s el germen de la futura mariposa, encerrado en lo que un da ser la envoltura de la ninfa, envoltura que su vez est comprendida en varias pieles colocadas unas sobre otras : medida que crece, estas pieles se dilatan, aparecen por fuera, y son sucesivamente desprendidas basta que el insecto perfecto que estaba oculto bajo esta serie de cubiertas mscaras, se manifiesta bajo la forma que ha de tener en adelante. Swamnerdam, Malpighi y otros anatmicos, han probado que tal era la explicacin verdadera del fenmeno que nos ocupa. El primero descubri, por medio de disecciones sumamente delicadas, no solo que la cubierta de la ninfa estaba encerrada en la piel de la larva, sino que la primera contenia la mariposa misma con todos sus rganos, aunque en un estado casi lquido. Haciendo hervir en agua, durante algunos minutos, una oruga prxima pasar al estado de ninfa, ponindola en alcohol y dejndola en l por algunos das hasta que sus partes hubiesen tomado consistencia, consigui poner en descubierto la futura mariposa; observ que las alas, arrolladas sobre s mismas como una cuerda, se hallan colocadas entre el primero y segundo segmento de la oruga; que las antenas y la trompa estn plegadas sobre la parte anterior de la cabeza, y que las patas, aunque muy diferentes de las de la oruga estn sin embargo contenidas en estas. Malpighi y Reaumur fueron aun mas lejos; el primero descubri los huevos del Gusano de seda en su crislida transformada solo desde algunos dias, y el segundo los de otra especie de Lepidplero (Liparis dispar) en la oruga misma, y esto siete ocho dias antes de transformarse en crislida.

Una oruga puede ser pues considerada como un huevo dotado de la facultad de moverse, que contiene en estado de embrin la mariposa, que despus de cierta poca se asimila las sustancias animales de que est rodeado, desarrolla insensiblemente sus rganos, y rompe por ltimo la envoltura en que estaba encerrada. Esta explicacin despoja al fenmeno de la metamorfosis, de todo lo que poda tener de milagroso, pero no le quita el carcler de operacin muy complicada y difcil de comprender. Nuestra razn en efecto, se confunde al pensar que una oruga, del grueso apenas de un hilo, encierre sus propios tegumentos en nmero triple y aun ctuple, y ademas la cubierta de una crislida y una mariposa completa, todo plegado uno en otro; con un aparato de vasos para respirar y digerir, nervios para la sensacin, msculos para moverse, y que estos diversos rganos ejecutaran sus evoluciones sucesivas mediante algunas hojas introducidas en su estmago: todava podemos comprender menos cmo este ltimo rgano puede digerir en una poca hojas y en otra solo miel; cmo el fluido sedoso segregado por la oruga desaparece en la mariposa; en una palabra, cmo organos esenciales un cierto perodo de la existencia de un insecto, son en otra desechados, y con ellos todo el sistema que pertenecan.

Las causas de la metamorfosis nos son todava desconocidas, y la mejor explicacin que de ella se ha dado por Lamarek nos parece mas ingeniosa que slida: se concibe muy bien con el que el Insecto en su estado perfecto, dotado de tegumentos crneos que hacen las veces de un esqueleto interior, sirviendo de sostn los rganos que contienen, no hubiera podido crecer si desde su nacimiento, hubiesen ofrecido dichos tegumentos la misma solidez, y que ha debido sealrsele cierto periodo durante el cual su cuerpo blando tanto en el exterior como en el interior, verificara su desarrollo; pero esto no explica sino la necesidad de la muda, que en efecto es comun a todos los articulados. Los cambios que se verifican en todos los animales en la poca en que son aptos para la generacin, y que Lamarek presenta como una segunda causa tan poderosa como la primera, no explican tampoco la metamorfosis, es decir, este arrollamiento de un animal en varias envolturas de diferentes formas. Un cangrejo llega su edad adulta sufriendo simples mudas, tan bien como un coleptero que experimenta una transformacin completa, y entre los Insectos mismos, una chinche est en el mismo caso. Existe pues, para estos cambios una causa maravillosa, mas profunda que las condiciones ordinarias de existencia , y sobre la cual es completa nuestra ignorancia.

Vamos ahora seguir los insectos en sus diferentes estados desde su salida del cuerpo de la madre en forma de huevo, hasta aquel en que han llegado su perfeccin; quiz hubiera sido mas filosfico examinar sucesivamente la manera con que se efectan las tres especies de funciones que se refieren todos los actos de su existencia, como en los dems animales; pero si se considera que la mas importante, la que es el complemento de todas las otras; la generacin, en una palabra, no se verifica sino en el ltimo periodo de su vida , el orden que seguimos parecer el mas natural.

PRIMER ESTADO -HUEVO.

Hemos dicho que lodos los insectos se presentan

Índice de páginas y de contenidos,
Índice de ilustraciones.



Biblioteca ilustrada de Gaspar y Roig.
Los Tres Reinos de la Naturaleza.
Museo Pintoresco de Historia Natural.
Descripción completa de los animales, vejétales y minerales útiles y agradables:
su forma, instinto, costumbres, virtudes ó aplicaciones á la agricultura, la medicina y las artes en general, comprendiendo mayor número de géneros que en todas las obras publicadas hasta el día.

El proyecto pasapues es una ampliacion del proyecto Aragón es así, y trata de recopilar y relacionar todo tipo posible de información documental sobre Aragón: textos, libros, artículos, mapas, ilustraciones, fotografías, narraciones, etc., y proceder a su publicación y difusión.

Museo pintoresco de Historia Natural. Los tres reinos de la naturaleza.

Copyright 1996-2019 © All Rights Reserved Francisco Javier Mendívil Navarro, Aragón (España)

Para consultar, aclaraciones o corregir errores por favor comunicasnoslo

Aviso Legal. Esta actividad de la Asociación Cultural Aragón Interactivo y Multimedia

Esta web no usa directamente cookies para seguimiento de usuarios,
pero productos de terceros como publicidad, mapas o blog si pueden hacerlo.
Si continuas aceptas el uso de cookies en esta web.