Pasapues > Buffon > Los tres Reinos de la naturaleza > Tomo 6

Los Tres Reinos de la Naturaleza. Página 28. Tomo 6. Zoología. Invertebrados Buffon. Los tres Reinos de la naturaleza, Tomo 6.



Cossus lioniperdd y un gran nmero de Torlrix, desempea esta tarea la crislida: la del Cosus tiene provista la cabeza de puntas agudas que le sirven para este uso. Entre las hormigas existe una excepcin mas singular todava; las obreras estn encargadas no solo de alimentar los pequeos, sino de ayudarlos salir haciendo una abertura en sus capullos, cuyos hilos cortan uno uno con sus mandbulas, sin equivocar.nunca el momento en que es necesaria esta operacin. Los capullos que encierran las ninfas de las Hormigis nuevas, son en efecto tan slidos, que sin este auxilio no podran ellas nunca salir y pereceran inevitablemente.

Rstanos decir una palabra sobre la manera de que ciertas especies de Friyanaiy de Tipularios, cuyas ninfas son acuticas , salen en libertad. Estas ninfas estn destinadas pasar la mayor parte de su existencia bajo dicha forma en el fondo de las aguas; pero es evidente que si el Insecto hubiera de salir en medio del liquido, sus alas se mojaran y su muerte sera inevitable.

Hemos visto que las larvas de las Friqanas habitan en envolturas compuestas de diversas sustancias y abiertas por los dos extremos. Cuando llega el momento de la transformacin en ninfas , cierran su morada por cada extremidad con una especie de enrejado de seda y quedan inmviles en el fondo del agua. Para efectuarse el cambio en Insecto perfecto, es necesario que estas ninfas puedan elevar la superficie del liquido la envoltura que las encierra y que es mas pesada que aquel. Para conseguir este resultado, la naturaleza les ha dado dos fuertes apndices exteriores en forma de mandbulas, y la facultad de mover sus cuatro patas anteriores asi como sus antenas. Por medio de estos apndices rompen el enrejado de la parte anterior de la envoltura y agitando sus patas, cuyos estuches son vellosos en algunas especies, salen nadando la superficie del lquido , donde la piel de la ninfa se desgarra y da paso al insecto perfecto. Este no presenta vestigio alguno de esta especie de mandbulas que solo servan la ninfa para el objeto de que hemos hablado, porque en efecto, ella no toma alimento alguno y nada semejante se observa en las dems larvas acuticas que no tienen envoltura que romper.

El Mosquito ordinario que sufre, igualmente su ltima transformacin en la superficie del agua se maneja de otra manera no menos interesante. Bajo la forma de ninfa, permanece ordinariamente suspendido en el agua, con la parte superior de su cuerpo dirigida hacia abajo; pero cuando llega el momento de transformarse, se extiende horizontalmente en la superficie del lquido donde sobresale su coselete. Despus de haber guardado algunos instantes esta posicin, infla la parte anterior de dicho rgano, rompe la envoltura que le cubre, y se ve salir por la abertura la parte anterior del cuerpo del insecto perfecto. Asi que estn ya libres la cabeza y el tronco, redobla sus esfuerzos y sale cada vez mas de su estuche , sobre el cual se eleva perpendcularmente como el mstil de un buque. Poco poco todas las partes de su cuerpo se hallan en libertad, y no queda mas que el extremo de su abdomen adherido al despojo de la ninfa. Si este se llena de agua de aquel momento por cualquier accidente, el animal se ahoga sin remedio ; un gran nmero de individuos perecen en efecto de esta manera. El mosquito despus de haber tomado una posicin perpendicular, saca primero las dos patas anteriores de sus estuches, despus las dos intermedias, inclinndose en seguida sobre el agua, las pone todas en la superficie que le ofrece un punto de apoyo pesar del peso de su cuerpo. Cuando llega esta situacin, est en seguridad; por medio de un movimiento repentino se desprende completamente del despojo de la ninfa, extiende sus alas y vuela; solo algunos instantes le bastan para ejecutar esta maniobra.

Las ninfas del Chironomus plumoriu son igualmente de un pe=o especfico mas grande que el agua en cuyo fondo viven ordinariamente. Se elevan con lentitud su superficie haciendo uso da su cola como de un remo; pero para que se verifique la salida del insecto perfecto, es necesario que la ninfa est inmvil y que su coselete que ha de abrirse, est al,nivel de la superficie del lquido. Esto parece al principio difcil para un animal, cuyo peso excede el de aquel, y no obstante se verifica por un medio singular y al mismo tiempo muy sencillo. El centro del coselete que sin duda con este obieto se halla barnizado de una sustancia grasienta, tiene la propiedad de repeler el agua, de manera que asi que la ninfa ha puesto aquella parte de su cuerpo nivel con el lquido, se ve este retirarse de todos lados y aparecer sobre aquel un espacio oval enteramente seco. Despus, aunque el animal tenga un peso especfico mayor que el del agua, la diferencia es tan dbil, que basta la simple atraccin del aire que se adhiere la parte seca del coselete para maotenerle en la superficie de la misma manera que una aguja bien seca Ilota en circunstancias semejantes. La prueba de que es verdadera esta explicacin es que si en tales circunstancias cae una gota de agua sobre el coselete de la ninfa , esta se sumerjo al momento, y cuando vuelve la suoerficie, se renueva la maniobra que hemos descripto. Poco antes de la salida del Insecto perfecto, el disco de su coselete se abre or medio, el aire entra por la abertura, interponindose entre el cuerpo del animal y la envoltura que le tiene preso, forma una cubierta brillante que tiene el aspecto del azogue. El insecto se desprende como en el caso anterior, sacando sus partes unas despus de otras de sus estuches, y echa volar tan pronto como sus alas tienen suficiente fuerza.

CUARTO ESTADO. INSECTO PERFECTO.

Los primeros instantes que siguen cada una de sus evoluciones son para los lnsectos intervalos de debilidad y languidez anlogos los que acompaan el na cimiento de los animales superiores. La oruga al salir del huevo, la ninfa que acaba de transformarse, se encuentran como hemos visto en un estado de debilidad que demuestra la importancia de la crisis que acaban de experimentar. Lo mismo sucede con el Insecto nerfecto que acaba de romper la envoltura de la ninfa y que va comenzar una nueva vida.

En un principio es extremadamente delicado; todas sus partes son blandas , tiernas v estn baadas d" un fluido que las presta una flexibilidad inromna-tible con el obieto que estn destinadas. S tiene alas, son tan diferentes en tamao, fisura v colores de lo que han de ser mas adelante, que pudiesen tomrselas por rganos mutilados. En los Colepteros, en vez de cubrir la parte superior del abdomen, se hallan replegadas en su base, tienen la consistencia de una niel mojada , y no presentan seal alguna de los brillantes colores qu han d adornarlas muy pronto. Las de los Lepidpteros parecen escamas dobladas en diferentes sentidos, pendientes los lados del cuerpo, y de un color oseuro .donde no se puede reconocer ningn carcter distinto. En fin. s el Insecto es una abeja una mosca , toda su piel es blanquecina, blanda, y las alas en vez de presentarse bajo la forma de una membrana delgada y transparente , no tienen mas aspecto que el de una masa arrugada , espesa y opaca.

Pronto sin embargo desaparecen todas estas seales de debilidad, y el Insecto fijndose en el despojo de la ninfa en otro cualquier cuerpo que se halle prximo, extiende sus rganos unos despus de otros;

Índice de páginas y de contenidos,
Índice de ilustraciones.



Biblioteca ilustrada de Gaspar y Roig.
Los Tres Reinos de la Naturaleza.
Museo Pintoresco de Historia Natural.
Descripción completa de los animales, vejétales y minerales útiles y agradables:
su forma, instinto, costumbres, virtudes ó aplicaciones á la agricultura, la medicina y las artes en general, comprendiendo mayor número de géneros que en todas las obras publicadas hasta el día.

El proyecto pasapues es una ampliacion del proyecto Aragón es así, y trata de recopilar y relacionar todo tipo posible de información documental sobre Aragón: textos, libros, artículos, mapas, ilustraciones, fotografías, narraciones, etc., y proceder a su publicación y difusión.

Museo pintoresco de Historia Natural. Los tres reinos de la naturaleza. Tomo 6 Los Tres Reinos de la Naturaleza. Página 28. Tomo 6. Zoología. Invertebrados

Copyright 1996-2019 © All Rights Reserved Francisco Javier Mendívil Navarro, Aragón (España)

Si quieres modificar datos o ampliar la información suministrada cuentanoslo

Aviso Legal. Esta actividad de la Asociación Cultural Aragón Interactivo y Multimedia

Esta web no usa directamente cookies para seguimiento de usuarios,
pero productos de terceros como publicidad, mapas o blog si pueden hacerlo.
Si continuas aceptas el uso de cookies en esta web.