Pasapues > Buffon > Los tres Reinos de la naturaleza > Tomo 6

Los Tres Reinos de la Naturaleza. Página 46. Tomo 6. Zoología. Invertebrados. Insectos Buffon. Los tres Reinos de la naturaleza, Tomo 6.



por que el quilo no tiene, necesidad de ser conducido, como en los animales vertebrados y en los Crustceos, los rganos de la respiracin, para adquirir las pro piedades que lo hacen nutritivo.

DE LA RESPIRACIN

Esta funcin tiene por objeto el hacer adquirir la sangre que ha servido para la nutricin di' los rganos , nuevas propiedades que la vuelven apta para nutrirlos otra vez. Tambin sirve igualmente para convertir el quilo en sangre, luego que se mezcla con la que previene de las diversas partes del cuerpo. Se ejecuta ordinariamente en rganos especiales, llamados pulmones branquias, donde la sangre viene sufrir la influencia del aire y recibir ciertos principios (el oxgeno), al par que le comunica otros (el cido carbnico), ya intiles al individuo. Los pulmones son los rganos en que la sangre se pone en contacto con el aire exterior, y las branquias donde el aire penetra en el estado de mezcla disolucin en el agua. Estas dos especies de rganos, corresponden los dos modos de ejecutarse la respiracin en los animales, que son : la respiracin area y la respiracin acutica.- La respiracin acutica se efecta por medio de branquias , y la area por trqueas que son unos tubos en los que el aire circula y por los cuales es conducido todos los rganos. Los Insectos acuticos, en el estado de larva , respiran el aire comprendido en el agua, en cuyo caso tienen branquias, al menos se ha dado este nombre los rganos con que respiran. Algunos al contrario , aunque viven siempre en el agua, estn obligados salir su superficie para respirar. Estos tienen trqueas.

RESPIRACIN AREA DE LOS INSECTOS.

Como ya se ha dicho, los rganos por los cuales se ejecuta este modo de respiracin , son las trqueas y estn destinadas conducir el aire todas las partes del cuerpo de los Insectos, a lin de desembarazar la sangre de estos animales, del carbono que le es intil. Estos tubos son casi cilindricos; pero van adelgazndose sucesivamente hasta su terminacin en los rganos, como sucede las arterias de los animales vertebrados. Estn formados de dos membranas: la una exterior, lisa, muy delgada y de color tlanco brillante anacarado (excepto en algunos casos particulares) , y la otra mas delgada todava, y comparable auna membrana mucosa. Entre las dos, se encuentra un hilito de consistencia cartilaginosa y del mismo color que la primera membrana, que se arrolla en espiral ofreciendo una disposicin anloga la de los elsticos de un tirante, las trqueas de los vegetales, cuja semejanza sin duda , deben los rganos respiratorios de los Insectos el nombre de trqueas. El hilo de que se habla es unas veces cilindrico y otras aplastado, est poco adherido la membrana externa, pero bastante la interna y es fcil desarrollarlo; pero al ejecutarlo se trae consigo parte de la membrana ltimamente nombrada. Cuando es aplastado, las vueltas en espiral que forma, son mas estrechas que cuando cilindrico, y en este ltimo caso los intervalos que quedan los llena la membrana interna. Al ramificarse alguna trquea, el hilo espiral se interrumpe en el punto de insercin de la nueva rama. Este hilo es el que da las trqueas la forma que presentan y les presta ciertos movimientos de contraccin y de dilatacin.

El nmero de las trqueas es muy considerable. Se hallan formadas por un tronco nico que nace debajo del ngulo variable de una abertura llamada estigma por la que comunica con el aire exterior. Esta abertura se divide en dos ramas, cada una de las cuales se va reunir otras parecidas que nacen de los

clones diferentes. La primera ocupa el abdomen y est compuesta de una serie de celdillas separadas entre s por vlvulas simples y dobles segn Mr. New-port. Estas vlvulas se forman por dos repliegues de a membrana del corazn, el uno superior y el otro inferior, que impiden la sangre el variar de curso. Existe ademas en los lados de cada celdilla una abertura trasversal provista igualmente de una vlvula, que no deja la sangre salir del corazn; el nmero de celdillas parece variar segn las especies. Se concibe cmo se ejecuta la marcha de la sangre en dicho rgano, producida por la contraccin de cada una de estas celdillas, que arroja la sangre en la siguiente y por efecto de su dilatacin deja entrar fa del interior del cuerpo. Las espansiones musculares que presenta el corazn en cada lado, favorecen estos movimiento de contraccin y de dilatacin, y estn sujetos por su extremidad los anillos del abdomen. La segunda parte del corazn es mas estrecha que la anterior; sus membranas mas delicadas, y no tiene ni vlvulas ni espansiones musculares. Esta parte principia comunmente detrs del trax, se estrecha hasta la extremidad doblndose en ella, y termina delante de la cabeza en una abertura nica en dos ramas cortas que se separan la una de la otra: algunas veces se advierten mas ramas.

El nmero de las contracciones del vaso dorsal varia segn la temperatura y el desarrollo mas menos pronunciado del animal. Segn Mr. Hcrold en el gusano de seda, cuando se encuentra en todo su acrecimiento, se advierten de 30 40 pulsaciones por minuto, en una temperatura de 16 20 grados (Rea-mur), y no ejecuta mas que de 6 8 en el mismo tiempo con la temperatura de 10 12 grados. En las orugas mas jvenes de la misma especie, las pulsaciones son por lo regular 28 por minuto en una temperatura de 48 grados. Cuando esta es mas elevada, y la Oruga ejecuta movimientos violentos, las pulsaciones son tan rpidas irregulares, que es imjiosible contarlas.

La sangre impulsada fuera del vaso dorsal, se esparce por el interior del cuerpo , penetra en todas sus jiartes, y vuelve entrar en l por la extremidad opuesta. La circulacin es tanto mas rpida cuanto mas joven es el Insecto, y por consecuencia se conoce muy imperfectamente. En las larvas de las Efmeras, se advierten tres corrientes principales que van de la extremidad anterior del vaso dorsal la extremidad opuesta del cuerpo. La mayor de estas corrientes marcha en lnea recta, y las otras dos forman varias sinuosidades. De ellas salen otras corrientes secundarias , de las cuales unas se dirigen la extremidad posterior del vaso dorsal, otras se quedan en sus aberturas laterales y otras penetran en los hilos terminales de la larva, asi como en las patas y antenas. Estas corrientes al llegar las extremidades de los rganos, vuelven sobre s mismas, y se acercan mucho su primera direccin.

Es notable que la circulacin de la sangre es visible principalmente en las larvas acuticas. No obstante, se ha notado tambin en otras larvas Insectos perfectos , aunque por lo comn es mucho menos visible en estos ltimos, lo que es debido sin duda que muchos de ellos toman poco ningn alimento. Su circulacin es mas lenta por que no produciendo entonces quilo el canal intestinal, la corriente sangunea , cuya principal funcin es hacer adquirir al quilo las cualidades de la sangre arterial, no tiene que ejecutarse. No existe ninguna diferencia sensible entre la sangre arterial, y la de las venas, porque el aire, esparcido en todos los rganos, debe comunicar inmediatamente la sangre que se forma, las cualidades de sangre arterial. Los movimientos imprimidos la sangre en el cuerjio de los Insectos, deben pues tener, por nico n, el mezclar el quilo con la sangre,

Índice de páginas y de contenidos,
Índice de ilustraciones.

 

 

Felix Azara | Francisco Loscos | Ignacio Jordan de Asso | Odón de Buen



El proyecto pasapues es una ampliacion del proyecto Aragón es así, y trata de recopilar y relacionar todo tipo posible de información documental sobre Aragón: textos, libros, artículos, mapas, ilustraciones, fotografías, narraciones, etc., y proceder a su publicación y difusión.

Copyright 1996-2019 © All Rights Reserved Javier Mendívil Navarro, Aragón (España)

Si crees que falta algo, o está confundido informanos

Aviso Legal. Esta actividad de la Asociación Cultural Aragón Interactivo y Multimedia

Esta web no usa directamente cookies para seguimiento de usuarios,
pero productos de terceros como publicidad, mapas o blog si pueden hacerlo.
Si continuas aceptas el uso de cookies en esta web.