De los pájaros en general. Apuntamientos para la historia de los paxaros del Paragüay y del Río de la Plata. Felix de Azara. Apuntamientos para la Historia Natural de los Paxaros.
Pasapues > Felix de Azara. > Apuntamientos para la Historia Natural de los Paxaros.

De los pájaros en general. Apuntamientos para la historia de los paxaros del Paragüay y del Río de la Plata.

Felix de Azara. Apuntamientos para la Historia Natural de los Paxaros.





DE LOS PÁJAROS EN GENERAL. 1

Ante todas cosas pondré algunas consideraciones sobre mis páxaros. Los he descrito desde 24 a los 36 grados de latitud austral, y entre los 57 y 60 de longitud occidental de Paris. Verdad que desde el paralelo de 29 para el sur he cazado poco: pues aunque lo haya corrido todo, ha sido con tantas otras graves atenciones, que no tuve mucho lugar de observar. Sin embargo conozco que abundan mas especies desde los 24 a los 29 grados que en el resto; lo que atribuyo principalmente a que escasean mucho los bosques en la parte austral.

Sienta Buffon en el plan de su obra, que hay en los páxaros más variedades que especies; porque sobre las sexuales y de la edad, ocasionan otras los climas, lo alimentos, las trasmigraciones naturales o forzadas, las uniones ilícitas, y la domesticidad. Pero debo advertir que las variedades sexuales no son muchas, según se


APUNTAMIENTOS 2

Verá en esta obra: que las de la edad no interesan mucho: y que los climas, alimentos y transmigraciones no alteran en mi juicio nada; pues encontráremos multitud de páxaros que existen en Europa, África, Asia y en toda América, sino diferir en medidas, formas y colores. En cuanto a uniones ilícitas, no las creo, ni encuentro motivo para que las haya; pues cuando a alguno le falta pareja, tolera su necesidad, que no es tan urgente como los animales domésticos, ni suficiente para hacerle infiel a la Naturaleza; y preferirá más bien agregarse a alguna pareja, como lo he observado en los Gorriones de mi tierra.
Por lo que hace a las variedades de la esclavitud, son tantas que apenas pueden describirse; pero como recaen sobre especies conocidas, no ocasionan confusión en la Ornithología. El verdadero origen de muchas de las variedades que se encuentran, es haber creído los Naturalistas algunas veces, que eran de una especie dos o más páxaros diversos, pareciéndoles que las diferencias pendían del clima, sexo.
Otras vienen de que apenas hay una descripción completa, siendo lo común de los


PARA LA HISTORIA NATURAL. 3

Autores no dar medida fija, hablar poco o nada de las formas, indicar solo parte de los colores, y errar casi siempre en las costumbres. Resultando que si otro indica mas o menos los colores, ya se cree que la diferencia es variedad o especie diversa, y no hay tal cosa.

Esta persuadido Buffon de que no se encuentran en América otros páxaros de los que existen en el otro continente, sino los que pudiendo sufrir fríos excesivos han pasado por el norte, donde supone los mundos unidos o inmediatos. Pero veremos con frecuencia en este país páxaros de Europa, África y Asia de los que no sufrir tal frío, ni han podido atravesar los mares actuales, ni venir por donde dice, donde antiguamente estarían muy cercanos y tal vez unidos los continentes.

He descrito 228 especies sin contar 13 murciélagos. Separemos del total de mis páxaros, los de Rapiña diurna y nocturna, con los dos Tucános y el Tutú que también lo son: y veremos que el número de los separados es al resto como 1 a 9.

Esta misma razon es en Europa y resto


APUNTAMIENTOS. 4

Del mundo con 1 a 15, según Buffon. De donde se concluye que por acá hay muchas especies carniceras a proporción, no obstante que no cuento entre ellas a los Iribús. Sin embargo, se conserva el equilibrio; porque la mayor parte de las que la Naturaleza destinó a las rapiña, hacen poco caso de las demás, y se alimentan de sapos, ranas, víboras, lagartijas, etc. Y no hay una que no coma insectos, para hacernos conocer que las formas no influyen lo que se podría pensar en las costumbres. También parece que estos páxaros de presa no son tan sanguinarios como los del otro mundo; ya sea porque participan de la pereza con que se quiere caracterizar a este continente; ya por natural humanidad, o ya porque encuentran dificultad de cazar en estas tierras de tanta maleza y espesura.

Mi Naturalista cree que no hay en América páxaros que canten bien, y cuenta esto entre los influjos del clima. Pero si se eligiese un coro de cantores en el antiguo continente, y se comparase con otro de igual número recogido en el Paraguay, tal vez se disgustaría la victoria. Pero lo


PARA LA HISTORIA NATURAL. 5

Que no para mí no tiene duda es, que ninguno de los de acá puede competir la primacía al Ruiseñor; y que si los Naturalistas oyesen enamorar a estos páxaros, y no jugasen por los pocos que han mirado y tenido en jaula porque eran lindos o extraños, creo que hablarían en esto con mas circunspección.

Los disecadores, los que regalan páxaros muertos, y el carácter de muchos dibujantes y viajeros que prefieren la extrañeza a la verdad, han aumentado tanto el número de penachos que se toma ya por influjo del clima cálido americano. Pero yo diría mas bien lo contrario; porque parece que el calor, dilatando la piel y los músculos, debe abatir las plumas de la cabeza, según se ve en el Cbingólo, que tiene copete en días fríos, y carece de el en los templados. También veo por acá que son raros los páxaros con tal insignia, que se cree carácter masculinos; cuando aquí si hay copete, las mas veces es común a los sexos.

Es natural que donde abundan las especies, como el Paraguay, las haya muy lindas y muy feas. En efecto, así lo con-


APUNTAMIENTOS. 6

Vencen mis apuntamientos; pero como los viajeros han preferido describir los lindos, se cree que aquí apenas los hay ordinarios, y que esto pende de la vehemencia de los rayos de sol. Si fuese así, ningún páxaro igualaría en belleza a los campestres, y a los que se exponen mas a los rayos solares; pero lo cierto es que entre ellos no hay uno lindo: lo que parece indicar que los rayos del sol y el calor evaporan la viveza de los colores en vez de fomentarla.
Sobre esto debo advertir además, que los esmaltes, reflejos y hermosura dominan aquí en los Surucuá, Picaflores, Lindos y Picos de punzon; y que todos ellos convienen en volar con rapidez, en habitar los bosques sin dejarse ver sino como relámpagos en la cima de los árboles, y en no pisar jamás el suelo; de modo, que parece evitan tanto el polvo de la tierra, como que les de el sol. De donde conjeturo que los brillos y hermosura vienen de la violenta frotación al romper y el aire volando, de la sombra y del aseo. Yo no encuentro en los bellos otras cosas comunes; pues el Surucuá tiene espíritu tranquilo, y los demás alocado. Varían en el alimento. Aun-


PARA LA HISTORIA NATURAL. 7

Que ninguno come granos; y los Picaflores visten plumas cortas, redondas y de barbas unidas: el Surucuá las tiene todo al contrario, y en los demás son medidas entre las de este y aquellos. De manera, que el espíritu, el alimento, y la superficie de sus vestidos parece que no influyen en la belleza.

Aunque las costumbres de los páxaros penden principalmente de la organización y formas, suelen variar por las disposiciones locales. Así veremos que algunos crían en el suelo o en árbol, según la proporción; que los de rapiña se dedican a comer Ranas y cosas fáciles, donde por lo cerrado del país, les es difícil coger aves y cuadrúpedos; y que los verdaderamente granívoros viven aquí de insectos, etc.

Los hay en el Paraguay que se ausentan por invierno y vienen por verano, y otros que hacen lo contrario. Entre los Ibiyaus se observa que unas especies vienen cuando otras nos dejan, y que todas son muy próximas, y tienen el mismo método de vida y alimento; de modo, que sus peregrinaciones se dirigen al parecer por


APUNTAMIENTOS. 8

Alguna causa interna, hábito o capricho, mas que por razón. Sin embargo, creo con Buffon que la causa general de la pasa es ir a buscar alimento; y como este prende del influjo del sol, no dudo que las peregrinaciones no se extienden mas que los límites solares; esto es, que la latitud que vuelvan los páxaros en su pasa es igual la declinación que varía el sol. De aquí deduzco naturalmente lo primero, que la marcha de las aves de pasa no puede tener otra dirección que la de un polo al otro; esto es, sobre meridianos, y jamás por paralelos; al no ser las circunstancias locales le presiden a variar algo la tendencia a los polos. Segundo, que un páxaro de pasa en América no puede encontrarse en África, ni bajo de otro meridiano distante. Tercero, que un páxaro de pasa que en verano está fuera del Trópico, no puede llegar en su viaje al otro Trópico. Y cuarto, que el que se halla en los 46 grados no puede pasar al hemisferio. Al contrario, las aves estacionarias se encuentran, y deben encontrarse, en regiones remotísimas; porque como no tienen cuenta con el sol, se van acostumbrando a todos los


APUNTAMIENTOS. 9

Climas y circunstancias, extendiéndose poco a poco en todas las direcciones. En esta obra se hallarán multitud de ejemplares que confirman estas ideas.

He visto multitud de nidos de pajaritos con solo dos huevos, sin pasar de cuatro, entre los cuales he encontrado muchos hueros; cuando los pájaros del mismo porte en el otro continente no ponen menos de cuatro, algunos mucho más, y duplican sus crías. También parece que los comunes a ambos continentes producen menos aquí que allá. Buffon cree que los americanos compensan el poco producto de cada nidada con la repetición de crías; pero lo que yo puedo decir es que no he notado tal repetición general, ni en otro pájaro particular que el Cbingólo. Es cierto que el tiempo de criar se prolonga en el Paraguay desde agosto a fin de febrero; pero cada especie ha elegido su mes en dicha temporada.

El instinto apacible, sencillo e inocente, parece debe encontrarse en los pájaros de países despoblados como éste, donde disfrutan plena libertad. En efecto hay muchos de esta calidad, tan dispuestos a la


APUNTAMIENTOS. 10

Esclavitud, que con poco trabajo y tiempo aumentarían nuestras aves domésticas, satisfaciendo la gula de muchos glotones. También los hay que solo existirán hasta que esto se pueble; porque carecen de advertencia y facultades para evitar las insidias del hombre. Mas no por eso deja de haber pájaros que conservan la misma esquivez de sus hermanos en Europa; haciéndonos conocer que pende mas de sentido interior que del clima y circunstancias. A la misma causa moral atribuyo la sociabilidad de las aves; pues veo que aquí las hay que lo son y que no; pero advierto que las sociables e separan y juntan con mas facilidad que en Europa, y al parecen sin motivo.

Sin contamos por pájaros insectívoros a los que comen más insectos que granos o semillas. Será preciso decir que aquí son muy raros los no insectívoros; porque como hay infinito insecto y muy pocos granos, el principal y general artículo del alimento son los insectos.

Aunque tal vez los pájaros del Paraguay tendrán en general el plumaje menos tupido y arraigado que en mi tierra,


PARA LA HISTORIA NATURAL. 11

Los que habitan lo bajo de los matorrales se distinguen mucho en eso. Además son poco ariscos, tienen el vestido mas largo, endeble y menos aplanchado; las alas mas breves, arqueadas y débiles: son menos voladores y caminan a saltos. Los puramente campestres tienen las plumas mas redondas, cortas y firmes, con las barbas pegadas; sus tarsos mas redondos y gruesos; y andan a paso largo con soltura .Los que hacen a campo y espesura participan mas o menos de uno u otros, y caminan a trote o paso salteado. Los de bosque tienen mas aseo, sobre todo los que corren el tercio medio de los árboles, y los colores tiernos y preciosos se encuentran en ellos. De manera, que por la calidad de la pluma, por el color, por la hechura del tarso, y por el modo de caminar, se puede inferir muchas veces su domicilio y costumbres.
Los mas ariscos y tímido con por lo común los campesinos respecto a los del bosque ,y todos se dejan aproximar mas cuando están solos que en bandadas .Los que posan en tierra y en árbol, se dejan matar mejor en este que en aquella.
Ninguno sigue volando la dirección del


APUNTAMIENTOS 12

Viento, si le hay sensible; porque le desordenaría el plumaje, que es la alhaja de que mas cuida; por cuyo motivo si el viento es por ejemplo norte algo fresco, todo pájaro vuela están parados reciben la lluvia siempre con el pico; y es fácil saber de donde viene el viento ó lluvia con solo mirar á un pájaro, porque su pico mira siempre en derechura al viento ó turbonada.


CARACTÉRES GENERALES
DE LOS IRIBÚS

Es nombre general que dan los guaranis a tres pájaros que estos Españoles llaman cuervos con mucha impropiedad. Los pongo a la cabeza de mi obra: porque a ser muy grandes, y los que purga el país de las infecciones que ocasionarían los cadáveres, juntan el ser pacíficos no crueles y respetados de todos los volátiles. Tienen la vista perspicaz y dilatada, el olfato muy sensible, el sufrimiento mas paciente en la


PARA LA HISTORIA NATURAL 13

Escasez, y vuelan sin fatiga a la mayor altura. La cabeza parece algo pequeña, por estar pelada; lo mismo que parte del cuello inmediato, la garganta, el papo, el tarso y su coyuntura. El respiradero es grande, sin diafragma, y situado a hacia lo alto del pico, que es recto hasta el gancho violento de la punta. El ojo no es grande, ni hundido, ni cubierto con el tejadillo que tienen los Gavilanes: el parpado grueso y sin pestaña: el tarso redondo, abultado y con escamas menudas: los dedos algo largos, naturalmente tendidos, los tres delanteros unidos por membrana hasta la primera articulación, y el posterior muy corto, pudiéndose llamar lateral interno, y las uñas robustas, no muy agudas, ni tan curvas, ni largas como las aves rapaces, ni se sirve de ellas para agarrar, ni los dedos valdrían para eso. Las alas en reposo están mal plegadas, son muy anchas en los trozos internos, y volando hacen una figura arredondeada. Porque apenas son excedidas por la cola; la cual es algo breve, con doce plumas muy barbudas. Iguales y cuadradas. El tercero y cuarto remo son los más largos, y la braza


APUNTAMIENTOS 14

Es a la longitud total como 227 a IOO; menos en la tercera especie, porque se aparta de las otras, acercándose a los Gavilanes,. Todos huelen mal: carecen de voz: andan a paso torpes con el cuerpo horizontal: toman vuelo con alguna dificultad dando saltos, y depuse circulan sin fatiga algunas horas para descubrir los cadáveres, de que subsiste, sin insultar jamás al menor de los pájaros y cuadrúpedos. Se posan en los árboles mas robustos, y van solos o con su amada idéntica, aunque suelen juntarse muchos en los cadáveres. Todos crían dos pollos, tienen el cuello algo encogido.
Buffon, los cuenta con razón entre los buitres, aunque son notablemente menores que los grandes de Europa, con costumbres algo diferentes ; porque los europeos son de presa y bajamente crueles, y mis Iribú no.


PARA LA HISTORIA NATURAL 15

NÚM I.
DEL IRIBÚRUBICHA

Significa Jefe o Rey de lo Iribus, y le dan este nombre porque creen que los demás tribus le respetan; infiriéndolo de que cuanto bajan sobre un cadáver, ser alejan los otros haciéndole lugar; pero esto no es respeto ni consideración, sino miedo . pero es el mas poderoso de los tres. Los españoles le llaman cuervo blanco. No pasa de los 32 grados para el sur; pero va en aumento para el norte. Comúnmente se encuentra solo o con su hembra, aunque se suelen Huantar muchos donde hay que comer. Huye de lejos cuando se halla en el suelo o en suelo aislado; pero se mata fácilmente en los bosques, y poniendo animal muerto en lugar conveniente. Aseguran que cría dos pollos en los agujeros de troncos. Longitud 29 pulgadas: cola 8: braza 67. Donde comienza la pluma del cuello y de sus costados hay un collar suavi-


APUNTAMIENTOS 16

simo aplomado. Ancho dos pulgadas; cuyas plumas dirigen la punta, unas adelante y otras atrás, dejando un canal blanco en medio. En este collar oculta lo pelado del cuello cuando lo encoje. La cola, remos, el orden mayor de cobijas, y el escapulario son negros; como también una tirita a lo largo del lomo. El resto del vestido es blanco, aunque algunos, que presumo macho, tienen una tinta rubia débil sobre lo blanco del cuello y espalda.
Remos 29. Pierna 6 pulgadas. Tarso 4 con escamas negras, y los intersticios blancos. Dedo medio 3. De la punta del pico a la membrana de su base I6 líneas. El primer tercio es recto, lo demás muy corvo. Demasiado fuerte, negro junto a la membrana, el resto naranjado; que es el color de la membrana. Esta forma en cada lado una entrada grande hacia el ojo, y en ella esta el respiradero largo y capaz. Del intermedio de dichas entradas nace un moco o cresta que no se dilata ni acorta, flota a cualquier lado, es largo 18 líneas, naranjado y blando; componiéndose su extremo de un muy notable grupo de verrugas. Tras del ángulo de la boca hay una


PARA LA HISTORIA NATURAL 17

Peladura cárdena y circular de una pulgada. Sobre la cabeza tiene una corona pelada y sanguina. La borda del parpado es muy encendida, y el iris blanco. De un ojo va al otro por el cogote un cerquillo fraylesco de pelos negros my cortos. Tras el ojo nacen arrugas gruesas, que van a unirse a lo alto del cogote y a una cinta en relieve naranja, que de allí va al collar. Tras de las arrugas, oculto con ellas, esta el oído pequeño; y cerca de el se unen otras arrugas que vienen de los posterior de la quijos entrada. Entra las arrugas hay pelitos como en el testo del costado de la cabeza. Tres pulgadas de cuello carecen de pelo, y son de la mayor suavidad: encarnadas en los costados, cárdenas bajo de la cabeza, amarillas en la garganta, y moradas junto a la cinta y las arrugas. La lengua es una teja honda, con las bordas a manera de sierra.
El descrito es adulto o de cuatro años cumplidos. Los que están en el tercero no difieren sino en tener algunos cobijos negros entre los blancos. Los que se hallan en el segundo año tienen la cabeza integra y lo pelado del cuello negros amora-


APUNTAMIENTOS 18

Todos con alguno amarillos junto al collar. En las partes superiores son obscuros: lo mismo en el inferior chorreando con blanco, y el iris blanco aplomado, con la cresta negra; que no juega, ni se divide en gotas, si no en tres perillas muy pequeñas. Los que están en el primer año son obscuros azulados en todas partes, menos el vientre y el costado de la rabadilla que son blancos; pero levantando las plumas bajo del cuerpo se encuentran blancas interiormente. El tarso color caña: la mandíbula superior negra rojiza, y la inferior naranjada obscura con chorros negros. Lo pelado del cuello y de la cabeza negros, y el iris obscuro; como la cresta que se reduce a una verruga consistente.
Buffon le llama Rey de los buitres, con Edwards y Brisson. Lahet y Hernández dicen que en México la denominan Coscauaubtlt. Nieremberg y Fernández le llaman Regina aurarum: Albin Buytres de la India: Klein Vultur monachus; y Navarrete Rey de los Zopilotes. Buffon describe un individuo adulto; y estoy con el contra Albin. Que le supone erradamente pajaro


PARA LA HISTORIA NATURAL 19

De la india. También tienen razón en decir que ama, el calor, pues no creo que pase los 32 grados. Su estampa iluminada 428 no expresa bien el moco, ni la membrana del pico, y además da mucha fuerza a la tinta rubia.


NÚM. II
DEL IRIBÚ

Así le llaman los Guaranis por excelencia. Es pájaro muy común en la paraguay, aunque termina su domicilio en el paralelo de Buenos Aires. Por tradición se dice que en la conquista y mucho tiempo después no existe en Montevideo, y que paso allá acompañando las embarcaciones. Aseguran que no hace nido y que de deposita dos huevos blancos en los agujeros de las peñas o de los árboles. Sus pollos nacen blancos, y los he visto vestidos de plumón rubio. Criaron uno en una casa , y le vi de mas de un año. No se podía dar cosa de mansa. Distinguía el dueño y le acom-


APUNTAMIENTOS 20

Pañaba 8 y 10 leguas volando sobre su cabeza, y a veces pasándose sobre la carretera. Venia a la mano siempre que le llamaba, y jamás se juntaba los de sus especia para comer; porque no había caso de otra carne de la que le daba con la mano cortada en pedacito, y si eran grandes no los quería: Otro crío dos que le acompañaban mas de cien leguas asta Montevideo, deteniéndose fuera y durmiendo en las carretas; pero cuando veían que volvían las carretas a su casa, se adelantaban, y con eso sabia la mujer que el marido estaba ya de vuelta.
Siempre tienen el cuello algo escogido; y pasa la mayor parte del dia en los arboles o estavas. Atisbando si alguno se baja los calzones, o se tiran piltrafas, o se mata alguna res. Por los común se juntan muchos en el propio arbol, y como nadie les incomoda, no temen y viven con seguridad en todas partes. Cuando concurren muchos a comer, y se les asusta repentinamente, pronuncian bu narigalmente, a que se reduce su voz. No acomenten a nadie solos ni en compañía, ni riñen, y cuando acuden muchos a poca comida, procu-


PARA LA HISTORIA NATURAL 21

Ra cada rasgar tironeando lo que puede, sin picar a los concurrentes. Lo primero que come son los ojos, la lengua y las tripas que pueden extraer por el orificio; y si el cadáver tiene cuero muy duro; y no le rasga algún perro ú otro, se quedan sin comer mas de lo dicho; pero sin encuentran agujero, dejan solo los huesos cubiertos con la piel. Alguno acompañan a los viajeros y embarcaciones, viviendo de sus desperdicios y porquerías; y cuando se ven heridos vomitan al cogerlos cuanto hay en su estomago.
Longitud 23 pulgadas: cola 6: braza52. Todo su uniforme es negro, menos los mástiles de los seis primeros remos, que son blancos. La cabeza es tan plana, que puede ajustarse una regla desde lo alto del cogote a lo ancho del pico. Remos 25. Piernas 5 pulgadas. Tarso 3, y dedo medio 33 líneas. Pico 26, rectas hasta las 8 ultimas, que son violentamente curvas y de color de aceituna clara, siento el resto negro. La cabeza y una pulgada del cuello carecen de plumas, y están llenos de arrugas asquerosas. Otros individuos tienen mas cuello pelado, y en todos se dilata la


APUNTAMIENTOS 22

Peladura encima mas que en los costados. Siguiendo por la garganta hasta el pecho, como en el anterior. Iris negro.
Muchos Autores han hablado de el; pero Buffon le ha confundido con el siguiente, y de ambos hace un conjunto que preciso aclarar, dando a cada especie lo que le toca, según lo entiendo de las citas :y de lo que dice. Cita a Nieremberg, que trata del iribu, llamándole Aura, Gallinazo y Gallinaza: y diciendo que le denominan Zamuro en las costas de America Meridional, y Sayunta en el Perú. Digo Que habla de el, porque le pertenece privativamente volar muy alto en bandadas grandes: el pasar la noche en los árboles y rocas para acercarse por la mañana a las habitaciones: el ser muy común en esta tierra: el sacar los hijos blancos, y el no tener otra voz que lo que llaman un murmullo poco frecuente.
Del propio habla Ximenez cuando dice que vuela en bandadas grandes a mucha altura, y que cae sobre el cadáver para devorarlo sin reñir; pero se equivoca añadiendo que se llena hasta no poder volar.


PARA LA HISTORIA NATURAL 23

El Zopilotl o Aura de Fernández también es Iribus; pues sobre ser el mas común, Nieremberg aseguran que es su Gallinazo. El de Hernández lo es sin duda por la misma razón, y porque solo a el adapta comer cadáveres y excrementos humanos, y juntarse en árboles para bajar en bandas a devorar; aunque darle mal olor es de todos. Igualmente lo es el Gallinazo de Acosta, que tiene los pollos blancos, y que pasa las noches en arboles y rocas para ir por la mañana a limpiar las ciudades de inmundicias. Posándose sobre lo mas alto de los mayores edificios, pero el decir que es admirablemente ligero, debe entenderse que se eleva mucho, y no que tenga vuelo rápido. Del mismo trata Dermarchais diciendo que el Gallinazo de los Portugueses, o Marchente de Santo domingo, siguen a los cazadores de bestias para devorar la carne que estos dejan en el campo después de llevarse las pieles : que se arrojan sobre las presas como Buitres y que huelen muy mal. Pero es falso lo que añade, que los Españoles y Portugueses multan al que los mate. También lo es lo que dice, que se llaman unos a otros para arrojarse sobre la


APUNTAMIENTOS 24

Comida, pero aun es mayor disparate añadir que este pájaro no es mas de un Pavo, que en lugar de dedicarse a comer yerbas, semillas y frutas, se puso en el pie de comer solo carne muerta. El Marchante de Oexmelin igualmente parece Iribu, según lo indica el nombre: y después de describir el siguiente se vera que dudo si son de esta o de otra especia los pájaros de Marc- grave. Barrare y Brown.


NÚM. III.
DEL ACABIRAY

Le llaman los Guaranis Iribus-acabiray, y suprimiendo lo primero, que es general. Equivale a Cabeza raspada o lisa; lo que aunque convenga a los precedentes, me ha parecido adoptarlo por nombre. Abunda igualmente en todas estas partes, y aun pasa el sur del Rio de la Plata; pero como nunca llegan sus individuos en el Paraguay a la centésima parte de la especia precedente, es menos conocida. Va solo


PARA LA HISTORIA NATURAL 25

Ó con otro, y es menos arisco que el primero, y mas que el anterior. El amigo Noseda asegura que pone en octubre dos huevos blancos salpicado de rojizo, en el suelo, escarbando un poco sin acopiar materiales, entre los cardales de las costas de los bosques, y que los pollos nacen ciegos con plumón blanco .Su braza es a la longitud como 26I a I00. Esto es mucho mayor que los precedentes, y lo mismo que en el primer Gavilán de campo, a quien se parece cuando vuela, porque lleva las alas mas elevadas que el resto, y parecen de una pieza con el cuerpo cuando no las bate, que es lo mas común. Su vuelo es espacioso cerca del suelo, contoneándose, registrando el campo a la manera que dicho Gavilán, con quien le equivocan algunas distancia; porque como el rara vez muda de dirección, y pasa los días en el aire, como si esto le fuese mas natural que la quietud, y parece a cada quiere posarse. Como sus alas con cuadrilongas o estrechas en los trozos internos, y pos consiguiente poco adecuadas para mantenerse circulando o grande altura, no sube donde los anteriores, ni vol-


APUNTAMIENTOS 26

Tejea como ellos, y su totalidad es mas estrecha o no redonda. La cola es mas larga, la pierna y tarso mas cortos, la cabeza mas chica, plega mejor las alas, tiene menos carne a proporción, es menos glotón, acude menos a los cadáveres, y subsiste también de caracoles, insectos y cosas semejantes,, sin perseguir a pájaros ni reñir con nadie. Si le comparamos con el referido Gavilan de campo, tiene el tarso mas corto, y la pierna y dedos mas largos: resultado de todo que el acabiray comienza a salir de la familia de los Iribis, acercándose algo a los Gavilanes. Longitud 25 pulgadas: cola 9: brazo 66. Todo encima es muy obscuro; pero las cobijas tienen las bordas pardas, y los remos reflejan morados. Los mástiles de los cincos primeros son pálidos, por debajo blancos ; y todo el pájaro por debajo es negro, menos los remos y el orden mayor de tapadas, que son plateados, como la cola. La pluma externa de esta s 6 líneas mas cortas que las dos siguientes, y estas lo mismo respecto la interna, formando las demás escalerilla. Remos veinte y uno, el tercero mayor. Pierna 5 pul-


PARA LA HISTORIA NATURAL 27

Gadas, tarso 3, sin escamas delante y en la mitad altas de sus costados; siendo menuda en el resto, y el color de paja, aunque en otros individuos es blanca rojiza. Dedo medio 3 líneas. Iris color de caña, y toda la cabeza y I pulgada del cuello, con la garganta hasta el pecho es pelado, aunque la pluma tapa la garganta. Una mancha de pelos cortos y negros hay delante del lagrimal, y alrededor del ojo una anteojeras amarillas. Otra mancha iden va de un ojo al otro sobre la cabeza, que en el resto es roja cárdena; aunque en la nunca gay arrugas pajizas, con los intermedios cárdenos. Algunos tienen los colores mas vivo en lo pelado, y a esto se reduce la diferencia sexual. Una membrana roja cárdena cubre el pico hasta pasar la nariz. Desde ella gay 10 líneas hasta la punta del pico, y de esta el lagrimal 28. El pico recto en la mayor parte, lo de mas muy corvo, fuerte y blanco.
Buffon en su estampa 429 no retrata el buitre pequeño de Noruega con las formas de acabiray, menos que le pone en el tarso escamas delante y en la mitad alta de sus costados, y le viste toda la pierna


APUNTAMIENTOS 28

De plumas largas. Verdad es que el autor dice que dicha piernas es denuda inferior. También le marca cola igual, y le viste de blanco, con los remos mayores negros. El modulo o escala le marca 24 pulgadas, que son de Acabiray: lo mismo que lo pelado de la cabeza y la garganta, y el color rojizo de la piel. En vista de todo lo dicho malicio que dicho Buitre puede ser un Acabiray albino; pues las diferencias expresadas pueden ser descuidados del dibujante. Verdad es que el tener negros los mayores remos parece persuadir los contrario; pero no convence, porque no creo se oponga que un albino conserve parte de su color original. En fin yo no me decido por la identidad.
Buffon indica a su Sacre de Egipto, diciendo que es asqueroso : que tiene el cuerpo del milano, y el pico entre el cuervo y el pájaro de presa con gancho: y que su andar es de Cuervo. Le cree el Hierax o Accipiter de Herodoto, que veneraban los Egipcios porque se comia serpientes y bestias inmundas. Shaw le llama Achhob- 1 tom. I. pág. 230 2 tom. I. pág 235


PARA LA HISTORIA NATURAL. 29

Bas, y dice que vive de cadáveres. Cree es el Esparuro de Egipto de Strabon, quien dice que contra lo natural de esta clase de pájaros, no es arisco, ni hace daño. Del propio dice Paul Lucas, que le daban adoración en Egipto como el Ibis: que es de presa, del tamaño de un Cuervo , con la cabeza parecía a la de un buitre, y las plumas de las alas de un Alcon. A lo dicho agrega Buffon que varían sus colores: que vive en tropas: que esta casi siempre en tierra: y que subsiste de cadáveres. Aunque no es propio de Buitre estar parado sino cuando esta satisfecho, ni en tierra sino mientras come ; de todo lo dicho se concluye, que se trata de un pájaro que vive de cadáveres: que tiene cabeza de Buitre, andar de Cuervo y magnitud de Milano: que participa algo de la figura de ave de rapiña ( por esto le llaman Sacre ) : y que se junta en cuadrillas. Todo esto caracteriza perfectamente al Acabiray, y presumo que lo es, sin que se oponga otra cosa que variar sus colores; pero como no los refiere, es probable que no vió tal variedad.


APUNTAMIENTOS 30

Despues 1 trata de un Buitre que le llevaron de Malta y de Africa. Nada dice de el, sino que no encontrandose en Europa le cree Africano, refiriendose a lo demas a la estampa 427. Esta le da las medidas y formas de Acabiray, sin mas diferencia que teñirle el plumage algo mas claro, y lo pelado de la cabeza de blanco azulado, que uno y otro adapta a un esqueleto. Por camas en todo el tarso, y le iguala la cola; que son cosas que pueden venir de descuidado del dibujante, resultado que puede ser Acabiray. Tratando del anterior dice que Buffon le habia confundido con este. Alli separe lo que pertenecia a aquel, y resta aplicar lo que toca al Acabiray. El autor recibio del Brasil uin individuo, y le describe dandole la piel de la cabeza y parte de cuello escabrosa, con algunos pelos negros; que son cosas de mis tres Iribus: pero solo al Acabiray puede aplicarse que dicha piel sea manchada de azul, blanco y rojizo: que el contorno del ojo sea blanco, y el


PARA LA HISTORIA NATURAL 31

Pico blanco amarillento, con su membrana amarilla rojiza, pues aunque estos colores se aparten algo de los míos, la diferencia es la que hay de un esqueleto a un vivo. También le pertenece privativamente el vestido pardo o negrizco con reflejos, porque es el único que los tiene. Le da iris naranjado, que dista menos del amarillo que del negro del anterior. Hace que sus alas plegadas excedan a la cola, que es basta larga ; y todo toca con preferencia al Acabiray. Lo demás que añade, que su natural es de Buitre, y que su respiraqdero es mas largo a proporción que en otros, son cosas comunes. Pero lo que no debe pasarse es, que diga se parece el Pavo por algunos caracteres, y que tiene la magnitud del Ganso. Supone que mas bien come carne muerta que viva; cuando nunca hace caso de esta, y que es mas voraz y asqueroso que el buitre; que son cosas no suyas, sino del Iribus, como el volar muy alto. Pero ni a el, ni a ninguno compete un vuelo rápido, ni atacar solo ni es sociedad a los animales heridos o durmiendo. La estampa 187 apenas tiene otra cosa buena que la escala.


APUNTAMIENTOS 32

Hans Sloane habla del Acabiray, según parece ; pues le adapta a tener cuerpo delgado, y volar como el Milano; pero es impropio compararle a la Gallina de Guinea. Mi autor se figura es también el Águila del Cabo de Buena Esperanza de kolb; pero no dudo que este no habla la verdad, pues le llama Águila, cuando repugna a todas juntarse en bandadas numerosas como dice. Tampoco puede ser el de Kolb un Iribus, pues ninguno de estos car e verticalmente sobre la presa, ni hay Buitre que acometa solo ni en común a un Buey, como supone. Además a ningún Iribu acomoda la magnitud del Ganso, ni el vestido de plumas grises claras, siendo estas menos en numero que otras negras.
Catesbi habla del Acabiray. Dice que en Jamaica le llaman Cabion Crow ( Cuervo gavilán ), y los Ingleses europeos Turkei buzard ( Pabo gavilan ), pero ambos nombres son impropios, mas el segundo. Su descripción se exacta, menos que toma por colores los reflejos, diciendo que todo su plumaje es una mezcla de púrpura obscura y verde. Dice que aunque se cree generalmente que no come cosas con vida,


PARA LA HISTORIA NATURAL 33

Sabe el que mata Corderitos, y que su alimento ordinario son las serpientes; pero me permitirá le digo que se equivoca, porque nunca he visto ni oído tales cosas, sino del Caracará. Añade que un Águila preside la comida, manteniéndose los Acabirays lejos del cadáver. Y en verdad que asi sucede con mis primeras Águilas y con el Iriburubicha, pero se equivoca al decir que es diversión ver las disputas de unos con otros comiendo, porque no hay otras que tirar cada cual por su lado sin reñir: y esto no es del Acabiray solo, sino mas bien del Iribu; a quien pertenece mas que a ninguno el no ser arisco como dice, y estar juntos una multitud en los árboles muchas horas de la mañana con las alas abiertas con el fin de enjugarlas.
También hay que decir, y es que no se de que pájaro habla Marcgrave: pues aunque dice le llaman Urubu en el brasil, el darle pies blancos puede aplicarse a los tres: los ojos bellos de rubí a ninguno: y la lengua acanelada con dientecillos en los costados es carácter del Iribúrubichá, aunque ignoro si lo será los otros.
Tampoco entiendo cual de ellos sea el


APUNTAMIENTOS 34

Uruá de los Indios de Cayena, que Barrere indica por: Meleagris guyanensis torcuatus, duplici ingluvie foras propendente: y por Corvus calvus torcuatus duplici ingluvie foras propendente. Cormoran de las Amazonas; porque ninguno de los mios tienen conexión con el Cuervo, ni con el Meleagris: solo el Iribúrubichá puede llamarse Torcuatus: y ninguno de ellos tienen papo que salga afuera; por lo menos no lo he notado en los millares que he visto. El Buitre que Brown indica por: Vultur pullas, capite implumi, cute crassa rugosa ultra aperturas nasares laxata, tecto: tampoco se entiende lo que será, pues todo es general. Buffon hace a estos tres de la especia que describe; pero yo aunque creo son Iribus están tan mal indicados, que no me atrevo a determinar sus especies. Tal vez los autores darán otras señas que quiten toda duda.

 

Cuando el sol mucho calienta, barrunta tormenta.
El buen vino no merece probarlo quien no sabe paladearlo.
Hasta el mosquito tiene su corazoncito.
No aprendemos gracias a la escuela, sino gracias a la vida. Séneca



Conceptos en orden alfabético sobre Aragón

Una colección de reproducciones antiguas con las mejores ilustraciones de edificios y ciudades de siglos pasados.
Puedes documentarte con algunas publicaciones sobre Aragón.
y añadir a tu visualización unas imágenes de San Jorge Patrón de Aragón.

Como un Nilo que cruza el desierto, el Ebro aragonés atraviesa la estepa.

La defensa de la naturaleza aragonesa es soportada por la asociación Ansar.

Observa fotografías de paisajes de Aragón.



Aragón en datos | Mapas | Documentos



El proyecto pasapues es una ampliacion del proyecto Aragón es así, y trata de recopilar y relacionar todo tipo posible de información documental sobre Aragón: textos, libros, artículos, mapas, ilustraciones, fotografías, narraciones, etc., y proceder a su publicación y difusión.

Copyright 1996-2019 © All Rights Reserved Javier Mendívil Navarro, Aragón (España)

Para consultar, aclaraciones o corregir errores por favor cuentanoslo

Aviso Legal. Esta actividad de la Asociación Cultural Aragón Interactivo y Multimedia

Esta web no usa directamente cookies para seguimiento de usuarios,
pero productos de terceros como publicidad, mapas o blog si pueden hacerlo.
Si continuas aceptas el uso de cookies en esta web.